Este viernes el presidente de la Nación, Alberto Fernández, aceptó la renuncia presentada por la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y le agradeció la labor desempeñada.

En la carta presentada con carácter indeclinable, la ministra cuestionó el operativo de desalojo realizado el martes pasado en la comunidad Lafken Winkul Mapu, en la provincia de Río Negro.

En dicho procedimiento, siete mujeres de la comunidad de Lof Lafken Winkul Mapu fueron detenidas por orden judicial, de las cuales cuatro fueron trasladadas al penal de Ezeiza en la provincia de Buenos Aires.

En esta ocasión, la funcionaria había expresado públicamente su preocupación y cuestionado el operativo llevado adelante por fuerzas federales.

En declaraciones a medios nacionales, la funcionaria calificó la situación como “sumamente preocupante” y afirmó que “desde la madrugada del 4 de octubre se detuvieron a siete mujeres indígenas”.

Así mismo, Gomez Alcorta afirmó que entre las siete mujeres detenidas se encontraba una “líder espiritual”, dos de ellas se encontraban con “sus niñes muy pequeñitos” y que había una mujer embarazada de cuarenta semanas “y con algunos temas de presión alta”.

“Presentamos un escrito en la causa haciendo saber el riesgo que corría esa mujer embarazada que se llama Romina, manifestando la preocupación por el riesgo de su vida. Tomamos conocimiento ayer que se rechazaron todas esas excarcelaciones” declaró la ministra durante la jornada del jueves.

Comparte: