La contadora Gisela Alcocer en diálogo con UNJuRadio 92.9 refirió al Subsidio destinado a Prestadores Turísticos Independientes y Pequeños Prestadores Turísticos que promueve el Ministerio de Turismo de la Nación.

En este marco manifestó: “cuando hablamos de subsidios, también llamados ANR, hacemos referencia a los aportes no reembolsables o ayudas económicas que se brindan a ciertas actividades en donde el emprendedor o empresario no tiene la obligación de devolver pero sí de rendir cuenta sobre ese dinero para que se corrobore su efecto multiplicador que constituye el propósito del mismo”.

Asimismo agregó: “los beneficiarios están constituidos por empresas o emprendedores desde monotributistas sociales, monotributo y responsables inscriptos. Para aquellos prestadores turísticos que tengan formalizada su actividad está habilitada la posibilidad de poder solicitar un aporte no reembolsable siempre que estén inscriptos en AFIP y además cuenten con el certificado PYME ya que en base al tamaño de la empresa se le asignarán determinados beneficios como este aporte no reembolsable. Además el potencial beneficiario debe presentar un proyecto para ser seleccionado y evaluado por la autoridad correspondiente”

Es importante destacar que el monto mínimo al que se puede acceder es de $ 100.000 dependiendo de las características del emprendimiento ya que si se trata de una empresa unipersonal es decir sin empleados, se podrá acceder hasta $ 500.000 pero si el emprendedor posee de 2 a 50 empleados, podrá acceder hasta $ 1.000.000 de pesos. “Todos estos programas se gestionan a través de la plataforma de tramites a distancia (TAD) al cual se accede a través de la plataforma de AFIP” indicó.

A su vez la contadora sostuvo que el dinero se debe de invertir en bienes de capital siempre y cuando no sea registrable, un inmueble, para pagar deudas o impuestos o capital de trabajo o insumo. El objetivo de este aporte contribuye a mejorar el servicio o producto que se ofrece en precio, calidad, valor y cumplir con lo que establece la reglamentación.

“Se priorizan aquellos proyectos vinculados al cuidado del medio ambiente y a la incorporación de igualdad de género, entre otras. Hasta el momento no hay fecha de inicio de presentación de proyecto, lo cual es favorable porque generalmente el término establecido es de un mes y muchas veces resulta poco tiempo” concluyó.

Comparte: