El economista jefe en el Centro de Estudios Económicos y Sociales “Scalabrini Ortiz” (CESO), Nicolás Pertierra, en diálogo con UNJuRadio 92.9 refirió a la provincia de Jujuy en cuanto a inflación y presión fiscal, falta de combustible, influencia del dólar en los comercios y una visión global de la economía en el país.

En el marco de la inflación y la presión fiscal en algunos sectores, manifestó: “con niveles de inflación tan altos no se vislumbra que los salarios le puedan ganar de forma persistente y si el objetivo es recuperar el poder adquisitivo, los salarios deberán crecer no solo nominalmente ya que si los precios suben pierde el sentido”.

Asimismo explicó: “teniendo en cuenta que la Ministra Batakis solo brindó declaraciones, la diferencia con el ex ministro radica en el fuerte apoyo del Frente de Todos en los grandes lineamientos a seguir sumado a una trayectoria de trabajo con las provincias del sector productivo en el Justicialismo”.

En lo que respecta a la falta de combustible entre otros, comentó: “se trata de un desafío a resolver de manera urgente, ya que el gasoil constituye la llave para mantener la producción. De lo contrario impactará en la actividad y el empleo al carecer de insumos básicos para poder producir es decir de energía”.

En cuanto al cierre de negocios en la provincia a causa de no contar con una lista de precios actualizada por la influencia del dólar blue, sostuvo: “en este contexto los comerciantes al no tener lista de referencia es poco lo que pueden hacer. No obstante respecto a los productores, ninguno de sus costos cambió significativamente y por ende, no hay razones que expliquen la suba de precios”

“El estado debe de trabajar a mediano y largo plazo para conseguir las reservas y evitar estas maniobras especulativas a partir de un Banco Central sólido en las reservas. En términos generales, la visión del país no es muy optimista ya que asegurar dólares en el Banco Central tendrá costos de menor actividad. Sin embargo la industria del conocimiento, el turismo, el desarrollo del software, entre otros sectores, pueden llegar a beneficiarse con la brecha cambiaria” concluyó el economista.

Comparte: