Cada 15 de mayo se celebra el Día del Docente Universitario en Argentina, rindiendo homenaje a los profesionales de la educación y recordando su lucha a lo largo de los años.

El 15 de Mayo de 1969, como parte de los reclamos contra los ajustes económicos de la dictadura presidida por el General Juan Carlos Onganía, en días previos a las movilizaciones que ocurrieron ese mismo año en Rosario y Córdoba, en Corrientes se convocó a marchar hacia el rectorado de la Universidad Nacional del Nordeste en lo que luego se conoció como el «Correntinazo». Esta manifestación fue duramente reprimida y, como resultado se produjo un gran número de heridos y el asesinato del estudiante Juan José Cabral, un joven de 22 años, estudiante de cuarto año de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).

El hecho se produce en el marco de la lucha que llevan a cabo estudiantes de Corrientes y Resistencia contra las medidas tomadas por el rector Walker, colocado en el cargo tras la intervención de las universidades nacionales decretada por la dictadura que presidía Juan Carlos Onganía.

«Además de la diversidad de tareas que cotidianamente realizamos en la formación de profesionales, el contexto actual demanda de otro tipo de compromiso de los docentes universitarios», comentó la coordinadora académica de las Escuelas Superiores de la UNJu, Soledad Ríos.

«Hay una necesidad de trabajar, comprometernos y unirnos por la educación en su conjunto, pero también por que el trabajo de los docentes, no docentes, estudiantes, sea reconocido, siga siendo de calidad, y cuente con las condiciones necesarias para que se desarrolle de la mejor manera, para que podamos seguir produciendo conocimiento científico y tecnológico, para que podamos seguir haciendo transferencia y extensión, y abriendo las aulas de la universidad a la comunidad», sostuvo en diálogo con UnjuRadio.

Esta apertura de la universidad a la comunidad toma especial relevancia en nuestra provincia donde «desde hace un tiempo a esta parte, se trasladó a cada rincón de la provincia y eso es lo que tenemos que defender», dijo.

Los docentes universitarios juegan un rol importante dentro y fuera de las aulas, «la práctica docente implica un vínculo humano y, desde ahí, hoy esta presente la demanda de los estudiantes de conversar de todo tipo de temas, lo que lejos está de ser un adoctrinamiento, porque la universidad es el lugar por donde circulan las ideas, por eso es el espacio donde se crea el conocimiento»

«Las ideas se intercambian, se construyen y son bienvenidos distintos posicionamientos. No sería posible imponer una mirada porque del otro lado hay personas, hay intercambio, reflexión y pensamiento crítico», sostuvo.

«Las aulas son el lugar donde todavía nos encontramos de manera masiva con un propósito valioso: enseñar, aprender y construir».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí