El Dr. Hugo Borsetti, investigador del Instituto de Estudios Celulares, Genéticos y Moleculares (ICEGEM) de la Universidad Nacional de Jujuy, habló en UNJu Radio sobre la diabetes y las alteraciones del sueño.

Sobre los síntomas a tener en cuenta Borsetti se refirió: “Los síntomas que aparecen y que tiene que llamar la atención a las personas son: la sed, la pérdida de peso, el hambre constante, visión borrosa, el cansancio, incluso hay situaciones donde se producen llagas y son difíciles de cicatrizar, el conjunto de estos síntomas son un llamado de atención para ir a un profesional médico para que lo diagnostique”.

“El problema del sueño, en realidad pasa a ser como un factor de riesgo para el desarrollo de diabetes, resulta que no dormir bien, no dormir lo suficiente, a lo largo del tiempo puede traer numerosas complicaciones, entre esas, el aumento del riesgo de desarrollo de diabetes, enfermedades cardíacas, obesidad y depresión”.

Al ser consultado por cómo los pacientes con diabetes son afectados por la alteración del sueño, Borsetti destacó: “El problema está en que el paciente diabético, lamentablemente por las mismas condiciones de la patología, tiende a dormir más, tiende a despertarse a la noche para ir al baño o los dolores que son propios de la nueropatías, esos dolores en las extremidades, o por el problema respiratorio que a veces viene asociado con la obesidad, que es la apnea del sueño”.

Generalmente se produce una alteración en el descanso, el paciente no descansa bien, no duerme bien y eso tiende a aumentar más la resistencia a la insulina, también aumenta el hambre de la persona al día siguiente, aumenta la probabilidad de que entre que un paciente elija una comida saludable o una comida chatarra, elija la comida chatarra, hace más difícil controlar el peso, aumenta inclusive el riesgo de depresión y ansiedad en las personas“.

Por último Borsetti se refirió al trabajo realizado desde el Instituto de Estudios Celulares, Genéticos y Moleculares (ICEGEM) y la diabetes: “Actualmente estamos abordando a la patología desde distintos ángulos, hacemos un abordaje genético, actualmente estamos haciendo variantes polimórficas, variantes genéticas que puedan estar asociadas con la diabetes, estamos estudiando como eso puede estar asociado al metabolismo, al sueño, a los hábitos modificables del paciente diabético, como pueden ser la alimentación y el descanso”.

“En estos momentos básicamente lo que hacemos es trabajar con un grupo de pacientes diabéticos que accedieron a participar de diferentes proyectos de información, tomamos información a partir de sus diagnósticos, sus historias clínicas y a eso, lo asociamos con el perfil genético y en base a eso podemos trabajar en la investigación tratando de deducir algún tipo de cuadro asociativo que podamos reportar“.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí