Tanto la canasta básica alimentaria (CBA) como la canasta básica total (CBT) registraron el mismo incremento, una familia tipo compuesta por dos adultos y dos menores necesitó percibir ingresos por $104.216,80 para no caer debajo de la línea de pobreza.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que el costo de la canasta básica alimentaria (CBA) subió 4,6% en junio, por lo que una familia tipo compuesta por dos adultos y dos menores necesitó percibir ingresos por $ 46.525,30 para no caer en la indigencia.

Por su parte, el costo de la canasta básica total (CBT), que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, también subió 4,6 % en junio, por lo cual el mismo grupo familiar necesitó contar con ingresos por $ 104.216,80 para no caer debajo de la línea de pobreza.

De esta forma, en los primeros seis meses del año la CBT acumuló un aumento de 36,9%, mientras que la CBA subió 41,1%, frente a una incremento general de índice de costo de vida de 36,2% en el mismo período.

En tanto, en los últimos doce meses, el costo de la CBA avanzó 63,7 % y la CBT 56,7%.

La canasta básica alimentaria (CBA) se determina tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles cubrir las necesidades de un varón adulto de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, durante un mes.

Se seleccionaron los alimentos y las cantidades en función de los hábitos de consumo de la población a partir de la información provista por la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHo).

Para determinar la canasta básica total (CBT), se amplía la CBA con bienes y servicios no alimentarios, según el INDEC.

Comparte: