El aumento de la temperatura, las escasas lluvias y la llegada del viento norte crean un ambiente seco y propicio para la propagación de incendios forestales.

Un incendio forestal es un fuego descontrolado de rápida propagación que afecta a bosques, llanuras, pastizales, pasturas, entre otras.

Según los especialistas “el 95% de los incendios forestales son producidos por la mano del hombre, siendo dentro de estos los principales escenarios fogatas y colillas de cigarrillos mal apagadas, el abandono de tierras, la preparación de áreas de pastoreo con fuego”. A esto se suman factores climáticos como la falta de precipitaciones, las temperaturas elevadas, el bajo porcentaje de humedad, las heladas constantes y los vientos fuertes inciden en su propagación.

En Jujuy, el 1 de julio comenzó la temporada alta de Incendios Forestales,así lo informó la Dirección de Incendios de Vegetación y Emergencias Ambientales del Ministerio de Ambiente de la Provincia.

Además mencionaron que se encuentran preparados y equipados para el inicio de la temporada alta de incendios forestales, con un total de 62 combatientes entre hombres y mujeres altamente calificados y comprometidos con la preservación, cuidado y protección de los bosques nativos de Jujuy.

La Brigada de Incendios Forestales del Gobierno de Jujuy, actualmente cuenta con 3 nuevas bases operativas, distribuidas estratégicamente, en función de la ocurrencia y magnitud de los incendios forestales: una está en El Brete (base central), otra en San Pedro, y la tercera en Yuto. El cuerpo de brigadistas, uno de los más valorados a nivel nacional, también dispone de 62 brigadistas de los cuales 10 son mujeres y 52, hombres.

Alejandro Cooke, responsable de la Dirección de Incendios de Vegetación y Emergencias Ambientales señaló que la provincia cuenta con vehículos hidrantes, camionetas de ataque rápido, con el helicóptero de la provincia para el transporte de brigadistas a zonas complicadas de llegar, para hacer observación y reconocimiento de incendios. Además se cuenta con un avión hidrante que se encuentra en Tucumán, dispuesto para el NOA, con la pista preparada y el camión cisterna, dispuestas para trabajar. Además están preparados con las herramientas al 100%.

Advirtió “que se avecina una temporada complicada por el cambio climático y la sequía imperante. Este año llovió 250 mm menos de la media, con una sequía y situación similar a la del 2013, por lo que la vegetación está muy predispuesta para incendiarse y expandirse en forma rápida”.

Por último aclaró, que la  mayoría de los incendios son “provocados por la mano del hombre de modo intencional o no”. Por lo que es fundamental la colaboración de la gente con su accionar responsable y preventivo.

Medidas de prevención:

No tires colillas de cigarrillo

ni fósforos en zonas donde hay materia vegetal seca.

No tires vidrios, botellas de plástico o cristal, latas, sprays u otros materiales combustibles en los bosques.

No enciendas hogueras o fogatas en el bosque.

Coloca zonas cortafuegos en las áreas en las que se conoce que hay facilidad de incendios.

Si ves uno, comunícalo al 911, 100, 103 o al 0388- 4271971. Para realizar una quema controlada, solicite la autorización correspondiente a la Dirección Provincial de Incendios Forestales, correo equipotecniconoa@hotmail.com.ar o teléfono 0388- 4271971.

En la Argentina, los incendios forestales se producen en las diferentes regiones y provincias de acuerdo a la época del año. Entre los meses de diciembre a marzo las provincias del sur tienen un elevado riesgo de incendios forestales. Desde el mes de octubre hasta marzo, las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Chaco y Buenos Aires son las que cuentan con mayor riesgo de este tipo de incendios. Para las provincias de Córdoba, Catamarca, La Rioja, Mendoza, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero, Tucumán y todo el norte del país, el riesgo comienza con las primeras heladas de mayo y se extiende hasta el mes de noviembre.

 

 

 

 

Comparte: