Este jueves se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 330/2022 que autoriza elevar 5% ciento el porcentaje de biocombustible en el gasoil. La medida estará vigente por dos meses. El objetivo es tratar de contener el abastecimiento. 
 
“En virtud del Régimen establecido en el presente artículo se fija, en forma excepcional y transitoria, un corte obligatorio adicional y temporario de biodiésel de 5 por ciento en volumen, respecto al corte obligatorio vigente, y medido sobre la cantidad total del producto final, para todo combustible líquido clasificado como gasoil o diésel oil, conforme la normativa de calidad de combustibles vigente que se comercialice dentro del territorio nacional” indica la normativa. 
Por ese motivo, las petroleras dispusieron un incremento de los valores en el surtidor en las próximas horas.
El portal especializado, Surtidores.com, confirmó la noticia tras la publicación de la normativa en el Boletín Oficial. “Las principales empresas de refinación del país, lideradas por YPF, Raizen, PAE y Trafigura, anunciaron a través de un comunicado que profundizarán sus esfuerzos para contribuir a paliar la situación actual” revelaron.
 
“Este año, tanto la demanda de gasoil como su producción y abastecimiento local alcanzaron niveles históricos. Por el lado de la oferta, durante marzo-mayo 2022, la industria despachó 3,9 millones de m3 de gasoil, lo que representa un volumen récord vs. pre-pandemia: 12 por ciento más que en 2019 (3,4 millones de m3)”, explicaron.
 
El informe agrega que históricamente, Argentina requiere de la importación de gasoil para cubrir parte de la demanda. En este sentido, las empresas refinadoras incrementaron las importaciones necesarias comparado con niveles pre-pandemia, realizando sus máximos esfuerzos para garantizar el abastecimiento.
Frente a este escenario, Surtidores.com agregó: “cada compañía, de acuerdo a su política comercial y en función de sus particularidades logísticas, adoptará las medidas que considere más convenientes para paliar desequilibrios en la demanda”.
 
“Asimismo, la industria apoya la decisión del gobierno nacional de desgravar la carga fiscal del impuesto a los combustibles líquidos sobre el gasoil importado, permitiendo así aliviar la presión sobre los costos de importación” concluyen.
Comparte: