La paciente recibió el alta pasados cinco días de la intervención, presentando evolución satisfactoria y recuperación óptima.

Fuentes oficiales informaron a la comunidad que el  día 23 de mayo pasado se concretó la primera cirugía cardiovascular de alta complejidad en el Hospital Pablo Soria de la capital. El procedimiento  que resultó  positivo, fue llevado adelante con el compromiso de profesionales del sistema público y posible tras las obras de mejora en el sector de quirófano y la disponibilidad del equipamiento.

“Este procedimiento de gran complejidad se realizó a fin de reparar la presentación de defecto interauricular, patología de tipo congénito que puede provocar deterioro pronunciado en la salud, para lo cual se incluyó la parada del corazón y el uso de bomba de circulación extracorpórea para facilitar el trabajo de cirugía que revierte la condición permitiendo mejorar la calidad de vida”, explicó Nicolás Arnedo, cirujano cardiovascular a cargo de la intervención junto a Juan Bono.

En el mismo sentido, agregó que “este logro de gran importancia fue posible por la coordinación con los servicios involucrados en la asistencia siendo un orgullo para cada uno de los miembros de estos equipos”, destacando el trabajo determinante de anestesia encabezado por la Dra. Rosana Alanis y de cardiología para recuperación cardiovascular a cargo de Luis Freijo junto a personal de enfermería, hemoterapia, laboratorio, kinesiología, farmacia y dirección de la institución.

Luego de realizarse la cirugía, la paciente se trasladó a una habitación de Unidad Coronaria especialmente equipada para control de potenciales infecciones asociadas a estos procedimientos disponiendo de módulo especial con filtros, bombas y respiradores.

 

Comparte: