Por séptimo año las voces contra el machismo y la violencia contra las mujeres retumbaron en todo el país este viernes. En Jujuy, organizaciones sociales, de mujeres, sindicales y políticas se convocaron desde las 17 horas en la Plaza Belgrano para luego marchar distintas calles céntricas agitando las banderas y al grito de “Ni Una Menos, Vivas nos Queremos”.

Este 3 de junio también estuvieron presentes los Padres y Madres del Dolor pidiendo justicia por sus seres queridos. Mónica Cunchilla, madre de la adolescente Iara Rueda, victima de femicidio en 2020 en la ciudad de Palpalá, dijo “estamos acompañando esta marcha porque no queremos que continúen sucediendo más femicidios en la provincia ni a nivel nacional”.

En ese sentido, lamentó que Jujuy se encuentre entre las provincias que poseen un alto índice de femicidios. Responsabilizó al gobierno de la provincia por “la falta de presupuesto” destinada a las políticas contra la violencia de género “a pesar de haberse aprobado en 2020 una Ley de Emergencia por Violencia de Género” indicó.

Cunchilla agregó que es “necesario visibilizar y no naturalizar esta realidad para que no siga sucediendo” y volvió a pedir a las autoridades el Ejecutivo justicia para las victimas de femicidio.

“Somos muchas familias las que nos hacemos eco de la consigna Ni Una Menos” afirmó la madre de Iara Rueda.

Por otro lado, Andrea Batalla, miembro de la Multisectorial de Mujeres y APUAP también refirió a la multitudinaria marcha en donde las referentes de las distintas organizaciones presentes expusieron sus reclamos frente Casa de Gobierno.

En este marco manifestó: “nuevamente a 7 años del primer “ni una menos” en una marcha multitudinaria en la provincia, convocada por la multisectorial de mujeres en donde hemos participado desde los distintos espacios como organizaciones sociales, políticas y feministas entre muchas otras”.

También destacó la gran concurrencia resaltando este reclamo que “continua más vigente que nunca ya que los femicidios no cesan en Jujuy ni en Argentina a raíz de de la inexistencia de políticas concretas para prevenir la violencia hacia las mujeres y frenar los femicidios” sostuvo.

En cuanto a Políticas no aplicadas, Batalla hizo referencia a la Ley de Emergencia en Violencia o Ley Iara que fue conquistada a partir de los 5 femicidios sucedidos en el 2020. No obstante explicó que aun no se conoce su asignación presupuestaria y por lo tanto todo lo expuesto y plasmado en esa ley, no tiene una práctica política concreta por “falta de funcionamiento del Consejo Provincial de la Mujer a raíz del desmantelamiento de sus equipos, es decir menos equipos de profesionales que atienden a mujeres con casos de violencia”.

Además “cuando una mujer se presenta para exponer su situación, se le asigna un turno para ser atendida luego de 15 días sumado a que no se les realiza un seguimiento y las condiciones de trabajo son precarias sin reconocimiento de criticidad y falta de personal ya que actualmente la atención no es eficaz ni integral”. Todo ellos repercute en la falta de acompañamiento y proceso terapéutico a las mujeres expresó.

Respecto a los reclamos expuestos, sostuvo: “continuamos exigiendo que el Estado garantice el presupuesto efectivo y las acciones concretas para evitar femicidios, tal y como lo dejó en claro el ultimo femicidio de Pamela y Ramona en donde se registraron 7 denuncias y solo se ordenó una medida de protección que no se cumplió y por lo tanto la Justicia y el Consejo de la Mujer deben de responder por no cumplir con su deber”

“Otro eje central es la prevención de la violencia a partir de campañas con niños y jovenes en los establecimientos educativos, medios masivos de comunicación y centros de Educación Sexual Integral para que desde sus distintos ejes complementen un conjunto de herramientas, definiciones y conceptos vinculados al respeto hacia los derechos de todos, todas y todes” concluyó.

El documento completo que leyeron en Plaza Belgrano:

Comparte: