El 3 de junio del año del 2015, una convocatoria lanzada a través de las redes sociales bajo la consigna “Ni Una Menos”, como respuesta a una serie de femicidios ocurridos en el país, movilizó alrededor de 500 mil personas en diferentes localidades de la Argentina. Aquellas manifestaciones permitieron dar mayor visibilidad a reclamos que el movimiento feminista venía sosteniendo desde hacía años, y significó un parteaguas para que la agenda de los feminismos adquiriera un lugar central dentro del debate público.

En este marco las organizaciones que se agrupan en la Multisectorial de Mujeres, brindaron una conferencia de prensa en la que anunaciaron la nueva convocatoria a la Marcha Federal Ni Una Menos, que viene realizándose desde hace 7 años.

Los principales reclamos en esta nueva convocatoria son que el Estado garantice el presupuesto efectivo y las acciones concretas para evitar femicidios, la aplicación efectiva de la Ley Iara, la aceleración de las causas judiciales para las víctimas de femicidio, y el reconocimiento del trabajo cotidiano relacionado con las tareas de cuidado, especialmente el de las promotoras comunitarias que realizan acompañamientos en las zonas más difíciles.

Patricia Bustamante, integrante de la Multisectorial sostuvo que tanto en la provincia como en el país, “las tasas de femicidios no se han reducido” y que ,además, “hay un ajuste en relación a políticas para la erradicación de la violencia contra las mujeres”.

“Hay muchas víctimas que aun no tienen justicia y hay mujeres que peregrinan buscando solución a alguna situación de violencia y que no encuentran respuesta ni ayuda”, dijo.

Por su parte la referenta de la agrupación, Mariana Vargas, explicó que la concentración seré el próximo 3 de junio, a las 17 horas, en Plaza Belgrano para luego movilizar por distintas calles céntricas.

“Somos las voces de las que ya no están”, manifestó y agregó que exigen que se establezca fecha de juicio para el caso de femicidio de Iara Rueda y “que se investigue el doble femicidio de Yuto, donde la actuación de la fiscalía y la policía tiene que examinarse”.

“Tienen que dar explicaciones de lo que ocurrió porque era un femicidio evitable, ya que habían denuncias hechas y no se resguardó la vida”, enfatizó.

Según el último relevamiento del Observatorio de Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano”, que coordina la Asociación Civil “Casa del Encuentro”, desde el 1° de enero al 30 de abril de 2022, se produjeron 110 femicidios, 3 trans/travesticidios y 6 femicidios vinculados de varones.

Los datos más relevantes son que 123 hijas/hijos quedaron sin madre, el 65% son menores de edad; el 58% de los agresores eran parejas o exparejas.

El lugar más inseguro para una mujer en situación de violencia continúa siendo su vivienda o la vivienda compartida con el agresor (65 % fueron asesinadas en su hogar). Y en términos absolutos, Buenos Aires sigue siendo la provincia con más casos, seguida por Santa Fe, Córdoba, y Santiago del Estero.

Además, en el marco del estudio, en muchos casos, antes de que se cometa el Femicidio, los asesinos ya habían sido objeto de denuncias por violencia.

De este modo, el Observatorio registra que:

26 víctimas habían realizado denuncia

4 femicidas tenían dictada medida cautelar de prevención

7 femicidas agentes de fuerza de seguridad

4 víctimas en presunción de prostitución o trata

4 víctimas estaban embarazadas

7 víctimas tenían indicio de abuso sexual

3 víctimas eran mujer trans

8 víctimas eran migrantes

4 víctimas eran de pueblos originarios

12 femicidas se suicidaron

Este año, el grito de Ni Una Menos vuelve a escucharse en las calles con el pedido de protección integral y efectiva para la mujer víctima de violencia, apertura de Oficinas de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia en todas las provincias, tendientes a agilizar las medidas cautelares de protección, más Hogares/Refugio en la emergencia, Hogares de Día para víctimas, con una asistencia interdisciplinaria desde una perspectiva de género, con el objetivo de protegerlas en la emergencia y fortalecerlas para que puedan rearmar un proyecto de vida libre de violencia, intensificación de Campañas de Prevención e Información, y que se garantice el acceso a la justicia con patrocinios jurídicos gratuitos en los fueros civil y penal en todo el país especializado y capacitado en la temática para las víctimas de violencia de género.

Comparte:

1 COMENTARIO

Comments are closed.