Entre el 14 y el 17 de marzo pasados se realizó en Lima, Perú, el IV Congreso Mundial de Reservas de Biosfera. Este evento es el encuentro mundial de los Comités del Programa “El Hombre y la Biosfera (MAB)” de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y de los técnicos, gestores y expertos directamente implicados en las reservas de biosfera, sitios de importancia global, tanto por su diversidad biológica como cultural, y que, en conjunto, representan casi todo el espectro de los ecosistemas del planeta. La Universidad Nacional de Jujuy (UNJu) participó, junto a más de 1000 personas provenientes de 120 países, del intercambio de ideas y planteamientos durante cuatro jornadas, que concluyeron con la aprobación del Plan de Acción de Lima (PAL).

El documento será la base de las acciones que se tomarán en las 651 reservas de biosfera que existen distribuidas en 120 países, abarcando una superficie de casi 617 millones de hectáreas. Estos planteamientos tendrán una vigencia de 10 años (2016-2025), y están orientados a impulsar el desarrollo sostenible en las reservas de biosfera. Dicho Plan promueve una sinergia entre las reservas de biosfera, los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas y el Acuerdo de París 2015 sobre Cambio Climático.

El texto del PAL recomienda un rol más amplio y activo de las comunidades locales en el maneo de las reservas y el establecimiento de nuevas alianzas entre ciencia y política, entre gobiernos nacionales y locales, y entre actores públicos y privados. También convoca a un mayor involucramiento de organizaciones y grupos de la sociedad civil, particularmente de comunidades indígenas y de jóvenes, y destaca la necesidad de colaboración con las instituciones científicas, como las universidades y los centros de investigación.

En Argentina actualmente existen 15 reservas de biosfera, de las cuales dos están en la provincia de Jujuy: la Reserva de Biosfera Laguna de Pozuelos, en la Puna, y la Reserva de Biosfera de las Yungas, compartida con la provincia de Salta. La ocasión sirvió también para analizar y acordar la necesidad de accionar más fuertemente en los territorios de las reservas de biosfera junto a los actores involucrados, para que se asuman como espacios de desarrollo sostenible y concertación concretos y donde las ideas se plasmen en acciones.

Por la UNJu, participó del evento el docente de la Facultad de Ciencias Agrarias, Dr. Lucio Malizia, quién trabaja vinculado a las reservas de biosfera desde hace una década y, en el año 2010, tuvo a su cargo la coordinación de la elaboración del Plan Estratégico 2011-2020 de la Reserva de Biosfera de las Yungas, Sector Jujuy.

Comparte: