La información fue confirmada por Alfredo González, presidente de la Cámara de. Expendedores de Combustible de Jujuy que aseguró en UNJu Radio que realizarán todas las presentaciones necesarias ante la justicia para pedir la derogación de la nueva tasa municipal de combustible.

Sobre el tema, González explicó: «La tasa vial que nosotros venimos discutiendo desde hace varios años, en el 2014 también se trato de implementar, un fallo en el Superior Tribunal de Justicia donde la declaró inconstitucional, se volvió a sancionar ahora, lógicamente se van a hacer las presentaciones correspondientes, más allá de que la tasa se está aplicando pero la via judicial va alternativa a la via ejecutiva».

«Lo que vamos a pedir es la derogación de la tasa, estamos en contra de la tasa y vamos a hacer las presentaciones judiciales que sea la justicia la que determine».

Al ser consultado por como afectaría la nueva tasa y la posible decisión de las empresas de cargar combustible en otras provincias, González aseveró: «Es una preocupación grande porque si la tasa no se aplica en la ciudad de Salta, muchas empresas de transporte van a comprar el combustible en Güemes, lo van a traer a la provincia, o van a cargar y seguir el viaje, cuando vayan hacia el sur, reitero, el 2% en una empresa de transporte es mucho dinero».

Sobre los riegos que correrían las estaciones de servicio ante el manejo de dieron, González aseveró: «La estación de servicio es el agente recaudador, y para entregar se tendría que realizar una declaración jurada a fin de mes, donde se realizaría el depósito como cualquier otro impuesto relacionado con la Municipalidad. También sería un riesgo porque implicaría manejar dinero que no nos pertenece».

Sobre la recaudación y los porcentajes que representan el precio de combustible, González explicó: «Uno como ciudadano argentino tiene que entender que entre el 25% y el 65% del precio que se paga en el surtidor es impuesto, cada tasa que se suma, es cada vez que se paga más impuestos y menos productos, hoy el precio del combustible es el 45% de lo que uno paga, para hacerlo en número redondo, cada $1000 que se carga, $450 son combustible, $650 son para el Estado, en sus diferentes reparticiones, municipal, provincial y nacional. En recaudación estaríamos hablando entre 80 y 120 millones de pesos mensuales».

Por último González reiteró que es importante el acompañamiento de los consumidores : «Mucho dependerá de lo que los consumidores hagan, si las personas se quedan de brazos cruzados y están dispuestos a pagar la tasa y no hacen nada, quedará, pero ahora si la gente se empieza a quejar, empieza a exigir que el municipio asfalte las calles, tenga las calles en condiciones, será una contraprestación a una tasa realmente pagada, ahora si las calles siguen destruidas, no hay un plan de obras, encima la gente paga la tasa, depende del ciudadano, ahí ya no depende de las empresas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí