La lealtad y la valentía los ha convertido en el mejor amigo del hombre. Un ejemplo de ello, es la historia de Chonino, un Ovejero Alemán entrenado por la Policía Federal que murió un 2 de junio de 1983 cumpliendo su deber.

En reconocimiento a esa acción heroica, cada 2 de junio se celebre en Argentina el Día Nacional del Perro.

El can nación el 4 de abril de 1975 y en 1977 fue reclutado por la Policía Federal Argentina. Fue entrenado para proteger la vida de sus guías y la de terceros.

La escritora Cora Cané propuso en 1996, la creación del Día Nacional del Perro, en honor a «Chonino».

El ovejero alemán fue parte del operativo de seguridad en el partido inaugural del Mundial de 1978.

Los hechos:

Según distintas fuentes de información, el 2 de junio de 1983, Chonino trabajaba con un guía, un suboficial de la Policía Federal de nombre Luis Sibert y el agente, Jorge Iani.

Aproximadamente a las 20 horas mientras realizaban un patrullaje de rutina, dos delincuentes al advertir la presencia de los uniformados disparan contra ellos. El can al advertir que sus compañeros humanos estaban en peligro decide actuar y se abalanza sobre uno de ellos, en ese momento es herido de gravedad en el pecho. 

El relato de la época, dice que el ovejero alemán herido de muerte, se arrastró hasta donde estaba su compañero humano herido y muere a su lado. 

Pero la historia no termina allí, en el momento en que el perro atacó a uno de los delincuentes le arrancó un trozo de su campera donde en el interior había documentación que permitió a los pocos días dar con el paradero y arrestar a los malhechores. 

Los restos de Chonino descansan en el Círculo de la Policía Federal Argentina, donde cada año le rinden homenaje. En el lugar se instaló una estatua de bronce con su imagen en el predio de la Policía Montada.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí