Desde este lunes quedará desregulado el precio de la yerba mate por lo que el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) ya no podrá fijar los valores de la materia prima, que regulaba desde 2002, cuando fue creado, por ley 25.564, durante el interinato presidencial de Eduardo Duhalde.

Mediante el DNU 70 de desregulación de la economía, que, si bien fue rechazado en el Senado, permanece vigente mientras no sea rechazado por la Cámara de Diputados, se le quitó al INYM la potestad de establecer el precio del producto y de ordenar la cadena de valor. También, eliminó los límites al fraccionamiento. Así, el instituto se convirtió en un ente de promoción y fomento.

Si bien el directorio de la entidad, que se encuentra acéfala desde el 10 de diciembre, decidió establecer precios “de referencia” mensuales tanto de hoja verde como de canchada, los productores no estarán obligados a cumplirlos, como sí ocurría en virtud de disposiciones previas que tenían vigencia hasta el 31 de marzo.

“Resulta necesaria una modernización del Instituto Nacional de la Yerba Mate, previsto en la Ley N° 25.564, que lo equipare con el Instituto Nacional de la Vitivinicultura, focalizando sus actividades en las verificaciones de calidad, al tiempo de impedir su intromisión en un mercado competitivo, replicando así el exitoso modelo de la industria del vino que ha logrado una mayor inserción internacional”, dice la norma, cuyo principal autor intelectual es el economista Federico Sturzenegger.

El gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, en declaraciones a medios nacionales había dicho que “el DNU afecta directamente a los productores, en particular a lo pequeños y medianos, que se esforzaron en pedir y conseguir la creación del INYM a los efectos de que los proteja de los grandes jugadores yerbateros”.

El INYM equilibra la cadena de la yerba mate “ya que fija los precios, estampilla garantizando la calidad del producto, protege contra el trabajo infantil, proyecta con sus técnicos las matrices productivas, ayuda a mejorar la distribución y conexión de nuevos mercados en el exterior con exportaciones que son crecientes en los últimos años y establece volúmenes de producción para sostener el precio”, entre otros aspectos, detalló Passalacqua.

A pesar de que el DNU se publicó en diciembre pasado, el INYM ya había fijado aumentos escalonados hasta marzo. En detalle, en octubre de 2023 se estableció que hasta el 30 de noviembre el precio por kilo de la hoja verde sería de $169,36 y $643,57 para el kilo de yerba canchada. Luego, desde diciembre hasta el 31 de enero de 2024 aumentarían a $210 y $798, respectivamente. En febrero, ascendieron a $240 y $912, y desde el 1º y hasta el 31 de marzo a 250 y 950 pesos.

En la actualidad, se está pagando alrededor de $370 el kilo de hoja verde, mientras que los productores buscan que se abone 500 pesos.

Cabe mencionar, que el inicio de la desregulación coincide con la cosecha gruesa de hoja verde y sin que el gobierno haya designado a un presidente para el Instituto Nacional de la Yerba Mate.

Según la información del Indec, en diciembre de 2019, al asumir el gobierno de Alberto Fernández, el paquete de medio kilo de yerba costaba en promedio $97,47, mientras que para diciembre de 2023 había aumentado a $1.397,19. Esto es, 1.397,2% en cuatro años.

En febrero pasado, de acuerdo al último valor promedio del paquete de medio kilo reportado por el Indec, el precio de la yerba alcanzó los $1.833,75. En comparación en febrero de 2023, estaba en $413,83, lo que significa una suba del 343% en los últimos 12 meses, muy por encima de la inflación del 276,2% anual. Y en los dos primeros de 2024, el precio promedio del paquete de medio kilo aumentó 31,2%, de $1.397,19 en diciembre pasado, a los $1.833 relevados para febrero. La agencia estadística oficial difundirá el precio promedio de la yerba en marzo el viernes 12 de abril, cuando informe la inflación del mes previo.

A pesar de los fuertes aumentos, las ventas de yerba mate superaron los 325 millones de kilos en 2023 y lograron así un nuevo récord histórico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí