El Gobierno nacional anunció, a través de un comunicado, la quita de los subsidios para el transporte del interior del país. Esto podría significar para la provincia de Jujuy un boleto que rondaría los mil pesos.

Así lo expresó el Gerente de Transporte de la empresa Xibi Xibi, Alejandro Pascuas en declaraciones a UnjuRadio, donde, además, indicó que “la novedad nos toma por sorpresa porque, si bien el Fondo Compensador no iba a ser aumentado, iba a ser entregado”.

Pascuas sostuvo que “todavía no hay una resolución ni nada que haga que la medida esté vigente efectivamente, solo es un comunicado que puede ser parte de la rosca política que perjudica a quienes generan trabajo que no pueden tener previsibilidad a futuro, y al perjudicar a las empresas se perjudica a los trabajadores y a los usuarios en el caso de los servicios públicos”.

En este sentido, explicó que los dueños de los servicios públicos de transporte son los Estados y los concedentes, por lo que las empresas “somos prestadoras de servicios y tenemos que movernos dentro de los lineamientos que nos marcan, y no es nuestra responsabilidad conseguir los recursos”.

“El servicio tiene un costo y tiene que ser cubierto, de lo contrario las empresas no van poder seguir trabajando”, aseguró y detalló que sin la quita del subsidio la tarifa de transporte en Jujuy debe aumentar a $500, mientras que sin subsidio “en este momento rondaría los $900-1000”.

El empresario contó que estos subsidios estatales, tanto nacionales como provinciales, “significan entre el 50 y el 60 por ciento de los ingresos de las empresas”, y que aún “no se planifican políticas de transporte para el transporte público para dar una solución de fondo”, por lo que “siempre se usaron parches, pero ahora el parche es de dimensiones gigantescas”.

“Hoy las empresas ya están quebradas y éste es el golpe final”, sostuvo y agregó que “este sistema no va a funcionar sin financiamiento”.