El presidente Javier Milei aseguró este miércoles que no está interesado en que “se siga tratando” la ley de Bases en el Congreso porque “la casta quedó en evidencia” y afirmó que el proyecto “fue saboteado” porque “las partidas discrecionales a las provincias cayeron en un 98%”.

En declaraciones al portal periodístico de TN, el jefe de Estado opinó sobre el revés legislativo que devolvió a comisión la Ley de Bases: “El motivo por el cual ayer (por el martes) fue saboteado el proyecto es porque las partidas discrecionales a las provincias cayeron en un 98%, lo cual explica la traición de los gobernadores, que te dicen que quieren el cambio siempre y cuando lo suyo no se toque”.

“Los que votan en contra de estas reformas se llenan la boca hablando de los pobres y de la ayuda a los pobres, por eso digo que los progresistas de izquierda hablan tanto de los pobres que lo único que hacen es multiplicarlos”, apuntó Milei.

Al ser consultado por el programa económico, el mandatario indicó: “El programa económico no está en riesgo, por lo que la ley, al solo impactar en el largo plazo, podemos seguir sin drama”.

En esta misma línea, el ministro de Economía, Luis Caputo,  desestimó que “lo que pasó en el Congreso con la Ley ómnibus sea un desastre”, y señaló que “el programa económico, no depende de la sanción de la ley porque el paquete fiscal ya había sido retirado”.

En declaraciones al canal de TV, LN+, el jefe del Palacio de Hacienda sostuvo que “entre el 70% y el 75% del paquete fiscal no estaba en la ley”.

“Hemos sido más duros con todas las partidas con los giros a las provincias y con la obra pública”, dijo Caputo.

El ministro remarcó que la economía está “en equilibrio financiero en enero sin la sanción de la ley” y agregó: “Todo lo que hemos hecho ha dado mejores resultados”.

Caputo subrayó que “la inflación se está desacelerando por la combinación de dejarle dar a la maquinita porque la base monetaria amplia cayó un 20% en términos reales, de establecer un ancla fiscal y el tercero es que la gente está cuidando los precios y los pesos”.

El responsable de la cartera económica dijo que “en la última semana la inflación minorista alcanzó a 1,5% semanal con lo cual ya se está viendo una desaceleración de precios”.

Caputo sostuvo que “la rehabilitación va a ser dura porque la Argentina es un adicto al déficit fiscal”.

“La alternativa era seguir como antes y nos estrellábamos. En alguna parte del déficit, los subsidios representaban 40% del desequilibrio”, agregó.

Además, adelantó que se cambiará la fórmula de actualización de las jubilaciones porque “los jubilados pierden plata” y precisó que se sacó del proyecto de ley “para enviarla en un nuevo paquete fiscal”.

El jefe del Palacio de Hacienda resaltó que “toda la plata que tiene que ir a las provincias por ley, va a las provincias, las discrecionales las maneja la Nación”.

Al respecto, sostuvo que “desde la Nación solo 18 puntos del gasto corresponden al gobierno federal. De eso, 11 puntos son jubilaciones y quedan 7 puntos del resto del gasto y de eso hay que bajar 5 puntos. ¿Cómo se hace para bajar el gasto en esa magnitud?”

El ministro sostuvo que “cuando no sale una negociación, hay acusaciones. Las provincias hicieron un mal análisis de su poder de negociación creyeron tener más poder del que tienen”.

“Hay que tocar un montón de cosas. El régimen de Tierra del Fuego fue respaldado por un decreto del ex presidente Alberto Fernández que le dio estabilidad fiscal hasta el 2038 y el ex ministro Sergio Massa envió un proyecto y se ratificó por ley”, detalló el ministro.

“Tiene que haber un cambio y el que no apoya no quiere los cambios. Va a haber que pasar este momento difícil. No hay alternativas, lo opción es mucho peor y esta vez va a dar resultados. No estamos engañando a la gente, vamos a solucionar el problema y nos va a ir bien”, concluyó.