El Gobierno nacional reducirá el subsidio a las empresas prestatarias del servicio de transportes de pasajeros de jurisdicción nacional, para concentrar la ayuda a los usuarios que más lo necesitan de forma directa, canalizando dicha asistencia a través del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE), informó la Secretaría de Transporte.

Así lo señaló en conferencia de prensa el vocero presidencial, Manuel Adorni, quien precisó que “todo está en línea con la reducción de subsidios, que probablemente lleve años terminar”, pero que incluye también la reducción de “un 98% las transferencias discrecionales a las provincias”.

“El objetivo es la equidad en todo el país”, dijo el vocero y agregó que van “a tratar de hacer en este cambio de esquema al paso que nos permiten los procesos, para que le llegue el subsidio a quien lo necesite” haciendo una “segmentación de acuerdo a la capacidad de cada ciudadano que use el transporte público”.

En este sentido, desde la Secretaría de transporte precisaron que “las personas que utilizan el servicio y que necesiten del aporte del Estado Nacional, seguirán contando con el atributo social en todo el territorio nacional donde funciona la tarjeta SUBE”.

“La Secretaría de Transporte ha decidido terminar con el congelamiento de tarifas que había heredado de la gestión anterior en trenes y colectivos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para líneas de jurisdicción nacional, otorgando así a la tarifa mayor protagonismo en la cobertura de costos necesarios para operar”, señaló el área dependiente del Ministerio de Infraestructura en un comunicado.

Agrega que “esta medida implica una disminución considerable de subsidios que iban a las empresas”.

Asimismo, a partir del corriente año, se elimina el Fondo Compensador del Interior, cuyas sumas también eran recibidas por empresas prestatarias de los servicios del resto del país.

Transporte subrayó que “estas decisiones guardan coherencia con el Pacto Fiscal que gobernadores provinciales y gobierno nacional firmaron en 2017 y 2018, donde se comprometían a eliminar progresivamente los subsidios diferenciales en materia de transporte para el AMBA, como así también, establecía que las provincias definirían compensaciones tarifarias o subsidios al transporte público de pasajeros por automotor desarrollado en el ámbito de sus jurisdicciones”.

“La decisión del Estado nacional es que los fondos lleguen directamente a los ciudadanos, sin intermediarios de ningún tipo”, dijeron.

Por otra parte, aclararon que “las personas que utilizan el servicio y que necesiten del aporte del Estado Nacional, seguirán contando con el atributo social en todo el territorio nacional donde funciona la tarjeta SUBE”.

“Se trata de una asistencia que es igual para todos, vivan en el lugar que vivan, y que implica un descuento del 55% de la tarifa del boleto del transporte público”, precisó la Secretaría, que destacó que “la decisión del Estado nacional es que los fondos lleguen directamente a los ciudadanos, sin intermediarios de ningún tipo, y beneficiando así a las personas que más lo necesitan”.

Como registrar la Tarjeta SUBE

El trámite es personal.

A partir de los 3 años todos los usuarios deben contar con su propia tarjeta.

Para menores de 18 años el trámite de registración puede ser realizado por padres, madres o tutores legales con el DNI del titular.

  • Ingresá a www.argentina.gob.ar/sube
  • Hacé click en Registrala.
  • Completá el formulario y creá tu cuenta con el número de tarjeta y datos personales.

Recordá que también podés registrar tu tarjeta desde la nueva app SUBE (disponible para sistema operativo Android 6 o superior), a través de nuestras redes sociales Facebook e Instagram, llamando al 0800-777-SUBE (7823) opción 3 o al Chatbot SUBi 1166777823 o de forma presencial en los Centros de Atención y Unidades de Gestión SUBE.

Para saber si tu SUBE ya está registrada ingresá con tu DNI o número de tarjeta en argentina.gob.ar/sube y elegí la opción Consultá Titularidad.