En la primera sesión extraordinaria del 2023 en la Legislatura jujeña, además del Presupuesto Provincial para el 2024, los diputados provinciales también aprobaron la Ley N° 6380, de la Defensoría del Pueblo de la Provincia; esta ley adecua a dicha institución a los preceptos que impone sobre el mismo la nueva Constitución Provincial.

La Defensoría de Pueblo es un órgano unipersonal e independiente con autonomía funcional y autarquía financiera, que no recibe instrucciones de ninguna autoridad. Su misión es defender, proteger y promocionar los derechos humanos y demás derechos e intereses individuales, colectivos y difusos tutelados en la Constitución Nacional, en los Tratados e Instrumentos Internacionales de Derechos Humanos ratificados por el Gobierno Federal, la Constitución Provincial y en las leyes que se dicten en su consecuencia, frente a los actos, hechos u omisiones de la administración pública provincial o municipal.

En este cargo, ya adecuado a la Constitución Provincial 2023, fue designado Pablo Lavilla que habló con Unjuradio 92.9 sobre este tema y dijo: “yo me vengo desempeñando ya desde hace 3 años como Defensor Adjunto Segundo. En ese tiempo, me vengo desempeñando en lo que es la Defensoría Móvil, que es hacer que la defensoría se abra y salga a los diferentes barrios, a diferentes localidades donde no tenemos una delegación”.

Además, Lavilla dijo que “la idea que tengo y es lo que propuse el bloque en su momento para que me eligieran es hacer conocer más el trabajo que realiza la defensoría. Hicimos una encuesta y lo cierto es que no todos los jujeños la conocen. Mi propuesta tiene varias etapas y en la primera etapa de la gestión va a estar encarada en eso, en desarrollar en todo el territorio de la provincia un conocimiento más profundo y acabado que lo que es la defensoría, en que lugares está, donde funciona, cuál es la temática que tratamos, cuáles son los servicios que podemos brindar como un psicólogo, tenemos abogados, tenemos personas que trabajan también con medio ambiente, tenemos asistentes sociales. Eso va a ser la primera etapa porque eso es una deficiencia que tiene hoy la defensoría más allá que en la gestión del doctor De Vedia se hizo también un trabajo importante”.

En cuanto a los reclamos que reciben en la Defensoría, Lavilla dijo que “son los problemas con los servicios públicos, sobre todo los provinciales. Tabmién hay serios problemas con lo que es el transporte público que un servicio público pero concesionado. Lo que si vemos es que hay una una distancia enorme en lo que es el problema de la gente y la resolución. Eso vamos a tratar de corregir, siempre en una posición amigable y conciliadora. Además, están los reclamos en los otros servicios, como luz, gas entre otros. Esos son los principales problemas, los segundos serían los problemas de vecindad, que se vienen trabajando mucho con mediación”.

Por último, Lavilla se refirió a su relación con el Gobierno Provincial y dijo “voy a tener muy buena relación, yo los conozco a todos de siempre, más allá de haber estado en fuerzas políticas diferentes, he tenido siempre un buen Trato con todos los funcionarios. Así que lo veo como positivo sobre todo porque mi función no es política sino que tiene un carácter social fuerte”.