En conmemoración al 28 de noviembre de 1973, fecha en la que se promulgó la Ley N.º 20.579, dando origen a la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu), se celebró la ceremonia central de sus Bodas de Oro, contando con la presencia de autoridades, invitados especiales, estudiantes y la comunidad jujeña.

El rector, Mg. Ing. Mario Bonillo, compartió reflexiones significativas durante el evento, expresando su gratitud y reconocimiento a los jujeños y jujeñas que han contribuido y continúan contribuyendo al desarrollo de la universidad. En este sentido, señaló:que “este es un momento para festejar, pero también es un momento para agradecer a todos aquellos jujeños y jujeñas que han trabajado y siguen trabajando desde el lugar que les toca, y que siempre se han preocupado porque haya una universidad en Jujuy”.

Destacando la diversidad de significados que la palabra “universidad” puede tener para cada individuo, el rector subrayó la multifacética naturaleza de la UNJu: “La palabra universidad tiene muchos sentidos. Para muchas personas, UNJu puede significar el irse de la casa a estudiar, para otros son los compañeros de estudio, la comunidad que se genera; para otros es la carrera que se sigue por mandato familiar; para otros es el ascenso social, para otros el trabajo, o el lugar al que quiso ir y no pudo. La UNJu es muchas cosas, tiene muchos sentidos, pero hay un sentido que nuclea a todos, y es oportunidad”.

Enfatizando en el concepto de oportunidad, el rector resaltó: “Oportunidad desde donde se la vea, fue oportunidad hace 50 años cuando comenzó, lo sigue siendo, incluso para aquellos que no pudieron y hoy pueden, y para sus hijos y nietos”.

Por último llamó a la acción colectiva y subrayó que “hay que seguir trabajando para generar más oportunidades, para que más jujeños y jujeñas puedan acceder a una carrera universitaria, no solo por su futuro sino para colaborar con el futuro de todos”.