Ema Quispe, asesora de la comunidad originaria de Huáncar y una de las organizadoras del “1° Festival en homenaje al Renacimiento del Pueblo Atacama” invitó a la población que visite el Huáncar, ubicada en el Departamento de Susques, y participe del evento cultural y artístico que se realizará el próximo 10 de febrero de 08 a 22 horas con entrada libre y gratuita. Actuarán reconocidos artistas y grupos musicales locales, provinciales y nacionales. Habrá concursos de coplas y bandas de sikuris y un patio de comidas regionales y artesanías.

En dialogo con UnjuRadio, Quispe recalcó que “todo el departamento de Susques, parte de Salta y parte de Chile siempre fue pueblo Atacama”.

No obstante, apuntó que recién un 10 de febrero del año 2001 “nuestros padres y abuelos redactaron un Acta Acuerdo en la comunidad de Huáncar, departamento de Susques, en el cual se reconocía al pueblo Atacama”.

Por este motivo, la asesora de la comunidad originaria de Huáncar decidió “impulsar un proyecto para revalorizar nuestra cultura, comidas, tejidos, coplas, sikus y artesanía en general”.

Tal proyecto se verá materializado este 10 de febrero cuando se lleve a cabo el 1° Festival “Renacimiento del Pueblo Atacama” en la localidad de Huáncar, departamento de Susques, desde las 8:00 hasta las 22:00hs.

Por otra parte, Ema Quispe explicó que no todas son buenas noticias en la comunidad de Huáncar. Mencionó dos problemáticas que preocupan a los habitantes de la zona y desde hace tiempo: la falta de mantenimiento en el establecimiento escolar y la contaminación del agua.

En primer lugar, pidió a las autoridades del Ministerio de Educación que realicen obras de mantenimiento en la escuela primaria del lugar, la que actualmente “se cae a pedazos”, junto a la “ampliación de la escuela secundaria”, manifestando que desde la comunidad Huáncar “vemos que el gobierno provincial construye escuelas nuevas pero no renueva las que ya están”.

Por último, Quispe declaró que “hace años venimos reclamando que varias comunidades de la zona consumimos agua alta en arsénico”, sin obtener respuestas por parte del gobierno.