Fueron palabras de “Tati” Domínguez, cantante, representó a la sede San Salvador de Jujuy por el rubro “solista vocal”, realizó en UNJu Radio un balance de lo que fue el Pre Cosquín edición 2023.

Sobre lo que fue su participación en el Pre Cosquín, Tati Domínguez aseguró: “Fue una hermosa experiencia, más que nada, creo que se armó un buen grupo, como una familia, con los bailarines, con los cantores, cantoras, fue muy lindo, me guardo lo mejor de cada uno y todo lo que se pudo lograr también como delegación, lo que se mostró, todos dejamos a Jujuy en lo más alto porque lo que hacíamos salía del corazón, desde la danza, desde tocar un instrumento, desde el canto, que fue en mi caso, imposible no hacerlo porque me siento orgullosa de ser jujeña”.

Estoy muy agradecida de haber podido llegar a Cosquín, gracias a todos, como bien sabrán no es algo fácil, en el sentido de que uno tiene que solventarse los gastos, el poder viajar, en mi caso también tenía que hacerme cargo de los músicos que me estaban acompañando, por eso agradezco mucho la colaboración de todos, en algún momento estábamos vendiendo rifas, bonos contribución y las personas me colaboraron de todas partes, de la provincia, de otras provincias y de otros países, la verdad que estoy muy agradecida con todos, siempre”.

Sobre el apoyo del grupo, Domínguez destacó: “Destaco mucho el apoyo que tuvimos por parte de la asociación Jujuy Cultural, que estuvieron Susana Campos, Anita Irahola, Gustavo Rivero que han sabido estar desde el otro lado, acompañando a todos los artistas que han sabido participar en los diferentes rubros”.

“Hicieron todo para que estemos cómodos, para que estemos bien, eso es muy importante, porque antes de subir al escenario, sentirse acompañado, todo eso es muy importante, es la primera vez que participo de un Pre Cosquín, primera vez que estoy en ese gran escenario, el escenario mayor Próspero Molina, la verdad que es otra cosa vivirlo, por ahí me decían ‘pero vos estuviste en muchos escenarios’ pero la verdad que es muy diferente, es otra cosa, por lo que representa, lo imponente que es y que mejor contar con el apoyo de cada uno de los integrantes de la delegación y a su vez destacar el apoyo que tuvimos por parte de los chicos, todo eso ayudo mucho”.

Por último Domínguez reiteró las sensaciones que tuvo antes de subir al escenario: “Antes que gire el plato, estaba muy nerviosa, ansiosa, aún así Gustavo estaba ahí haciendo ‘el aguante’ también Susana, a su vez mis compañeros Pablo Acosta en violín, Eric Díaz en guitarra, los tres en ese momento pensamos ‘ya estamos aquí’ así que teníamos que dar lo mejor, al inicio si teníamos muchos nervios, pero esa sensación cuando gira el plato, es una sensación tremenda, porque de atrás se escucha a toda la gente, a los locutores, también las luces, cuando da vuelta el plato es otra cosa, es tremendo, me encantaría vivir una experiencia así nuevamente“.

Comparte: