El 18 de noviembre de 1834, se convocó a un Cabildo Abierto en Jujuy y se decidió la separación de la provincia de Salta.

De este modo se declaró la Autonomía Política de la provincia que hasta el momento pertenecía al distrito  de Salta.

Ese día los jefes militares y el pueblo, reunidos con el Teniente José María Fascio en la casa municipal, labraron el acta de la Autonomía Política adoptando la forma de gobierno republicana y representativa.

Luego, Fascio invadió Salta y el 13 de diciembre logró triunfar en la Batalla de Castañares, asegurando la autonomía. El 27 de diciembre fue nombrado gobernador propietario, renunciando el 25 de febrero de 1835.

Jujuy se destacó entre las primeras provincias en reclamar su autonomía pero sería la última del conjunto rioplatense en constituirse como provincia, pues las demás habían alcanzado ese estatus en las décadas anteriores.

Se logra de este modo concretar un propósito que se perseguía desde muchos años antes: se reclama ya en la Primera Junta en 1811 y también en 1816.

Fuente: Marcelo Jerez, docente e investigador de la Universidad Nacional de Jujuy.

 

Comparte: