En el marco del X Jornadas del Pensamiento de Rodolfo Kusch, se presentó la conferencia Economía del Amparo, con la participación de Natividad González (UNJu-Conicet), Javier Rodríguez (Cooperativa Cauqueva), Enrique Del Percio (Universidad de San Isidro) y Jorge Gaggero (economista e investigador).

La importancia de este concepto, originado en el pensamiento de Kusch para quien lo americano no es un hecho fatal sino una “decisión cultural” por lo americano, radica poder integrar de modo positivo el pensamiento indoamericano.

Uno de los ejes de su filosofía americana es el juego de palabras existencialistas entre el “ser” europeo y el “estar siendo” americano, es una oposición entre la necesidad occidental y burguesa de “ser alguien” y el mero “estar entre”, vínculo que obviamente tiene diferentes consecuencias vivenciales, sociales, económicas y de relación con la naturaleza.

De este modo, Kusch vincula al sistema productivo incaico con la idea de una auténtica economía de amparo.

Tomando como base sus estudios sobre las sociedades indoamericanas, especialmente en el norte de Argentina, “la economía del amparo enfatiza en un modelo de sociedad que protege a toda la comunidad”.

Este tipo de economía “se practica y se diseña en función de las necesidades del conjunto y no tiene un anclaje individual como en las sociedades capitalistas occidentales”, explicó Gaggero.

De la conferencia, también participó la Cooperativa Cauqueva, una organización que practica una economía mas horizontal y comunitaria y que es, para el economista, “una experiencia fascinante porque coordina una cantidad de actividades en todos los planos”.

“Cauqueva viene creciendo  hace muchos años y se proyecta como un modelo de economía social”.

Darles lugar a estas experiencias es importante porque “no hay salida a las crisis económicas si no se da lugar a múltiples formas de actividad económica social como el cooperativismo”.

Estas formas económicas “son vitales para enriquecer la economía común, y es importante lograr que se desarrollen sin ser asfixiadas por las grandes corporaciones”.

Por último explicó que la propuesta de Kusch “no era universalizar esta forma de economía comunitaria, sino entenderla, respetarla, no asfixiarla e integrarla de un modo positivo con la economía moderna de raíz europea”.

“El apuntaba a una síntesis positiva donde veía que el modelo andino tenia ventajas muy grandes: el respeto de la diversidad vital, del ecosistema, y la convivencia equilibrada entre hombre y naturaleza, lo que el sistema capitalista occidental no hace“.

Comparte: