Días atrás el gobierno Nacional decidió suspender por un mes la quita de subsidios a la energía eléctrica y el gas natural, debido a que existe una porción de la población que aún no se anotó en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE).

Por este motivo, los aumentos por la quita de subsidios, comenzarán a llegar con el consumo del mes de octubre a quienes corresponda, es decir a los sectores de mayores ingresos.

“La situación de Jujuy es diferente al resto del país“, explicó a UnjuRadio la titular de la asociación de defensa a los consumidores PROCONSUMER, Claudia González.

“Por un lado se puso en marcha a nivel país la quita de subsidios, fundada en el argumento de que los subsidios deben llegar a aquellas personas que realmente lo necesitan por su situación de vulnerabilidad”.

Por el otro, la situación específica de la provincia respecto a la Resolución 182 de la SuSePu “que continúa vigente y que establece la autorización de los aumentos en la energía eléctrica para los periodos 6/22, 7/22, 8/22”, por la que las asociaciones de defensa de los consumidores realizaron una presentación Judicial, “que todavía no se resolvió”.

De este modo, en relación a las medidas nacionales, si bien estaba establecido un periodo de registro y uno de aplicación, no se determinó qué iba a suceder con aquellas personas que no se inscribieran en el registro, que automáticamente quedaban incorporadas en el sector de mayores ingresos, por lo que la quita de subsidios sería total.

Se determinó posponer la aplicación de la quita ya que, como la inscripción era online, implicaba tener conectividad, y hay un sector de la población que queda excluida”.

En este sentido, el ministro de Energía de la provincia, había manifestado que hay alrededor de 60 mil usuarios que no se inscribieron para mantener el subsidio, y “se dijo que iban a contactar a estos usuarios para que quienes necesiten mantener el subsidio pudieran hacerlo”.

Respecto a la situación a nivel provincial, explicó que la Resolución 182 continúa vigente, pero que además “se establecieron otras resoluciones y anuncios del gobierno”.

“La SuSePu dispuso el control de la facturación, una auditoría a la empresa y el control de los medidores en aquellos casos que se hubiera hecho el reclamo”.

Además desde las asociaciones se pidió un recurso de amparo, “y la justicia resolvió como medida precautelar prohibir los cortes de servicio en aquellos casos que hubiera falta de pago en los periodos mayo a julio”. En este caso están incluidos todos los usuarios de la provincia incluso aquellos que no hicieron los reclamos.

“Esto significa que si alguna de esas facturas en las que se registra el periodo no se encuentran pagadas, la empresa EJESA no puede hacer el corte del servicio”. Esta medida es provisoria hasta tanto se resuelva el amparo.

Además, el gobernador Morales hizo un anuncio en el que establecía un tope al aumento de EJESA de un 48 %, ordenaba una refacturación para los usuarios que recibieron un aumento mayor, y una nota de crédito para los que ya hubieran pagado.

Sin embargo, aunque “EJESA está notificada desde el 16 de septiembre, hasta ahora no se hizo la refacturación en ningún caso”.

”No sabemos que está haciendo la empresa EJESA”, dijo y recomendó continuar con los reclamos.

Por último precisó que la situación judicial se encuentra en la fase de presentación de prueba, y una vez concluida se llamará a autos para la sentencia.

Comparte: