El presidente argentino llegó este domingo a Alemania para participar de la cumbre del G-7. El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania será uno de los temas centrales sin dudas.

El G7, esta integrado por Alemania, Reino Unido, Italia, Francia, Estados Unidos, Japón y Canadá.

Alberto Fernández llegó a Múnich, Alemania, para participar como invitado en la cumbre del G7, el foro que nuclea a las economías más poderosas del mundo y en el que se prevé un debate sobre los efectos de la guerra en Ucrania y la crisis alimentaria derivada del conflicto.

El avión que trasladó al mandatario y su comitiva arribó al Aeropuerto Internacional de Múnich las 14.59 hora local (9.59 de Argentina). Se especula con que emprenda el viaje de regreso a Buenos Aires durante la noche del lunes.

Fernández llegó a Múnich acompañado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el canciller Santiago Cafiero; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti.

Se espera que durante casi dos jornadas Fernández y su comitiva lleven adelante una apretada agenda que se desarrollará entre la capital de Baviera y Schloss Elmau, el imponente castillo emplazado en medio de los Alpes que será la sede oficial de la cumbre.
Fernández participará de las dos sesiones plenarias del G7 que se desarrollarán en el castillo bávaro de Elmau, concurrirá a dos cenas en honor de los presidentes asistentes y mantendrá tres encuentros bilaterales.
 
Argentina fue invitada especialmente a participar luego de la gira que el Presidente realizara hace un mes al continente europeo, ocasión en la que se reunió, entre otros, con el canciller alemán Olaf Scholz.
 
En esa oportunidad, Fernández había advertido sobre “los coletazos de la guerra que repercuten en todo el mundo y particularmente en América Latina y otros países en vías de desarrollo”.
Fuente: Télam y EFE

 

 

Comparte: