En Argentina, según el Instituto Nacional del Cáncer (INC), se diagnostican por año más de 11 mil casos de cáncer de próstata, el registro que representa el 20% de todos los tumores malignos en varones y el 9% de la totalidad de cánceres del país.

Este 11 de junio, cuando se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Próstata, es una buena oportunidad para conocer las características y las recomendaciones médicas en la lucha contra una enfermedad que afecta a  1 de cada 7 u 8 hombres.

Se trata de una enfermedad considerada silenciosa ya que, al no tener síntomas específicos, suele detectarse en etapas avanzadas. Por eso los especialistas dicen que es clave iniciar a tiempo los controles. Sin embargo, explican, los tratamientos actuales mejoran las perspectivas de los pacientes. Lo esencial es comenzar con los controles a partir de los 50 años o una década antes para quienes tengan antecedentes familiares de este tipo de tumores.

Con la prevención como la herramienta más importante, la consulta temprana con un urólogo es escencial. Te mostramos cuáles son las señales más comunes en la enfermedad.

“El cáncer de próstata es una enfermedad exclusiva de los hombres que afecta a una de las glándulas reproductivas y que presenta mayor incidencia en personas a partir de los 60 años de edad”, explicó el Director del Centro de Especialidades Norte (CEN), Marcelo Labarta, y agregó que “esta patología es una de las más frecuentes en hombres”, situación que se buscar visibilizar con la jornada del 11 de junio, Día Mundial en respuesta al cáncer de próstata.

Asimismo, detalló que existen diferentes mecanismos para la detección de la enfermedad con estudios ante síntomas compatibles que pudieran presentarse, por lo que la consulta temprana con el especialista es clave para el cuidado integral de la salud.

“Con un sencillo estudio de sangre como el PSA, es decir, antígeno prostático específico, la persona puede conocer el resultado y en caso de requerirlo, contará con la derivación para la interconsulta”, remarcó Labarta, destacando que el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Próstata que coordina el CEN despliega su trabajo en la propia institución y en recorridos del Móvil Sanitario.

Síntomas

Como muchas enfermedades silenciosas, el cáncer de próstata puede ser asintomático durante gran parte de su desarrollo. Para algunos pacientes puede no existir molestia alguna hasta que la enfermedad ya ha avanzado significativamente.

  • Problemas para iniciar o parar el flujo de orina.
  • Necesidad constante de orinar (particularmente en las noches)
  • Flujo de orina débil
  • Dolor, ardor o incomodidad extrema al orinar
  • Problemas para tener erecciones
  • Presencia de sangre en semen u orina
  • Dolor en espalda baja
  • Dolor en cadera
  • Dolor en parte superior de muslos

Cómo se origina el cáncer de próstata

Es una neoplasia o tumor que compromete una glándula reproductiva en hombres que se localiza por debajo de la vejiga y por encima del recto. Esta glándula produce un fluido seminal que contiene esperma durante la eyaculación.

El tumor se origina cuando las células de la próstata comienzan a crecer sin control. Suele avanzar muy lentamente y por eso en frecuente que no presente síntomas tempranos.

Un dato importante es que la mayoría de los hombres diagnosticados con cáncer de próstata no morirá por esta causa. Mientras el riesgo de padecer la enfermedad en el tiempo de vida alcanza a 1 de cada 8, sólo un 3% muere a causa de este tumor.

Prevención

“La enfermedad se presenta con un inicio lento, cursando por lo general una primera etapa asintomática”, remarcó Labarta y apuntó que “entre las manifestaciones más habituales se encuentran los trastornos al orinar como dificultad o ardor, dolores y/o pesadez en zona lumbar y pélvica, en ocasiones sangre en orina y dolor en relaciones sexuales frente a las que es imprescindible la consulta de inmediato con el urólogo”.

Además, indicó que “en casos con antecedentes familiares, es aconsejable la consulta médica periódica para examen clínico y examen de laboratorio desde los 50 años de edad en adelante”.

 

 

Comparte: