El día 2 de junio la Seccional Jujuy de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA) solicitó formalmente al Ministerio de Trabajo de la provincia que se convoque a paritarias al sector de la salud estatal y hasta el momento no tuvieron respuesta.

Además de la cuestión salarial, el pedido de reunión también incluye el tratamiento de diversos aspectos relacionados con las condicones de trabajo.

El doctor Rubén Camaño, secretario general de AMRA en diálogo con UnjuRadio manifestó que “se trata del cuarto pedido” que realizan al ministro Gaspar Santillán para que realice la apertura de paritarias sin obtener respuestas.

Al pedido de reunión, que contiene puntos importantes a tratar, “se le agregaron  los temas de los jubilados médicos y de la residencia médica” indicó el secretario general.

Así mismo, sostuvo en los últimos años se observa que “con esta gestión en salud y en política, hay una persecución laboral en los médicos que se ha profundizado porque no dejan progresar al sistema médico sanitario”.

Camaño afirmó que estas persecuciones “se dan a través  de causas inventadas, de amenazas que se dan el ámbito laboral de manera formal e informal, acciones contra sociedades científicas y contra sociedades beneficiarias” y  que “todo esto está plasmado en esta política de salud”.

Por otra parte, explicó que “de acuerdo a una categoría médica de la cual forman parte a través de una posición en planta permanente  y de muchos médicos que llevan años como contratados”, los sueldos básicos estarían “muy por debajo de una canasta básica total planificada que corresponde al mes de enero y febrero de este año”.

“Un médico en Jujuy gana un sueldo básico muy bajo y eso hace que esté muy por debajo de la  línea de la pobreza” aseguró el profesional y agregó que “generalmente las categorías más altas no superan los 30 mil pesos de básico”.

En este sentido estimó que “aproximadamente un 40  por ciento de los médicos de Jujuy se encuentra en esta situación” y que además “son muchos los médicos que actualmente no se encuentran en planta permanente”.

Con respecto a la falta de respuestas por parte del ministerio de Trabajo, Camaño manifestó que “ni las anteriores ni las actuales autoridades del ministerio tienen la seriedad como para presentarse a dialogar.  No hay interés en mejorar”.

“La idea puntual es llegar en algún momento a medidas de fuerza como para que el ministerio de Trabajo se siente a dialogar” concluyó el secretario general.

 

Comparte: