Todos los 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco  con el objetivo de  concientizar acerca de los peligros que supone el consumo de tabaco y las prácticas comerciales de las empresas tabacaleras. Así mismo, se informa de lo que las personas en todo el mundo pueden hacer para reivindicar su derecho a la salud ya una vida sana y a proteger a las futuras generaciones.

El Día Mundial Sin Tabaco fue instituido por la Asamblea Mundial de la Salud en el año 1987 para llamar la atención mundial sobre la epidemia del tabaquismo y sus efectos letales.

En un comunicado la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que “el consumo de tabaco es la principal epidemia prevenible a la que se enfrenta la comunidad sanitaria”.

En este marco, la Federación Argentina de Cardiología (FAC) informó que en nuestro país mueren cada año 44.851 personas por trastornos cardiovasculares relacionados con el consumo de tabaco.

En tanto que el 22 por ciento de la población adulta en Argentina consume tabaco, una de las cifras más importantes de la región.

La FAC detalló que la edad de inicio al consumo de tabaco se encuentra entre los 12 y 25 años de edad.

Por otra parte, indicaron que existe una “preocupación creciente” con respecto al consumo de cigarrillos electrónicos que actualmente un 1,1 por ciento de la población consume.

Se trata de “una tendencia emergente, especialmente en las generaciones más jóvenes, que no son una alternativa inofensiva” señalon.

Por otra parte, desde la FAC recomendaron una serie de “acciones simples para dejar de fumar” entre las que se encuentran tomar mucha agua, realizar actividad física, efectuar diez respiraciones profundas inhalando hondo por la nariz y ehxalando lentamente por la boca.

A su turno, la Doctora Ana Otero, se refirió a este “Día Mundial sin Humo ambiental”, sin tabaco y afirmó “la OMS determinó este día para que la gente tome conciencia de los daños que provoca el tabaquismo. El tabaco es una amenaza para el medio ambiente y para la salud de la persona, es una epidemia en la que se debe trabajar mucho”.

Al respecto, Otero agregó “en este ultimo año se está haciendo un trabajo intenso con respecto al tabaquismo, en los hopitales, además de tener una ley antitabaquica que ayuda a que la gente consuma menos, lo que tiene mucho que ver con la educacion”.

Finalmente, mencionó, “en muchos casos la iniciación en el tabaquismo se da a partir de los 7 a 9 años por una cuestión de picardia y curiosidad, sin tener conciencia de lo que hacen y que es una droga terriblemente adictiva”.

 

 

 

 

 

 

Comparte: