El día martes 19 de enero arribó a Washington Joe Biden, para su asunción como presidente número cuarenta y seis de Estados Unidos. Este miércoles tomará el timón de un país sumergido en crisis generadas algunas por la pandemia y otras por las políticas de estado implementadas por su antecesor, Donald Trump.

Luego del asalto al Capitolio ocurrido el pasado 6 de enero, se desplegó un operativo de seguridad extremo, con 20.000 miembros de la Guardia Nacional. Desde los días previos a la asunción del nuevo mandatario, el centro de la capital estadounidense está militarizado y debido a los disturbios que se esperan por la presencia de partidarios de Donald Trump, hubo una vigilancia de 24 horas.

En el marco de la asunción de un nuevo presidente con características políticas, a primera vista, totalmente opuestas a quien deja el cargo, Gustavo Mendoza, analista político en diálogo con UNJuRadio se refirió a las expectativas que genera este acontecimiento para el mundo, “toda vez que asume un nuevo referente para América Latina hay una mirada esperanzadora”, y agregó “en términos de relaciones internacionales debe esperarse que luego de la situación que atraviesa Estados Unidos frente a la pandemia, muestra interés en esta región”.

Joe Biden, una vez asumido como presidente de una de las mayores potencias del mundo, tiene preparado una batería de medidas y la firma de decretos que forman parte del plan general de reactivación del país cuyos ejes principales son la salud, la vacunación contra el Covid 19 a la mayor cantidad de población, la revitalización económica con la mirada puesta en PyMES. En ese marco, el analista político expresó “se trata de lanzar una especie de Gran Plan Marshall, como si fuera el escenario de post-guerra de la Segunda Guerra Mundial” con el objetivo de evitar que la economía de Estados unidos siga cayendo.

Medios internacionales destacan entre las primeras órdenes ejecutivas de Biden a la reincorporación de EE.UU. al Acuerdo de París sobre cambio climático, Revocación del polémico veto a la entrada de viajeros de países de mayoría musulmana, reunificación de familias migrantes indocumentadas, Orden para el uso obligatorio de mascarillas en instalaciones federales y en viajes interestatales, Extensión de una restricción nacional a los desalojos y ejecuciones hipotecarias por la pandemia entre otras medidas.

Por último, Gustavo Mendoza, se mostró optimista por las políticas que implementará el sucesor de Donald Trump con respecto a las relaciones internacionales y adelantó que en aproximadamente cien días se podrá observar la impronta de este nuevo gobierno.

Comparte: