El Intendente de La Quiaca, Miguel Tito amenazó a los trabajadores de ATE que vienen protagonizando un conflicto en el municipio de esa ciudad, a raíz de despidos de 40 municipales, el hecho se dio en instalaciones del Ministerio de Trabajo en el marco de la conciliación obligatoria, para tratar de destrabar la situación.

El Secretario General de ATE Jujuy, Matías Brizuela, denuncio públicamente que el Intendente de La Quiaca, Miguel Ángel Tito, amenazó a los dirigentes de ATE con que si volvían a La Quiaca, los iba a esperar con gente y se podrían producir hechos de violencia, al respecto expresó que “en una reunión en el Ministerio de Trabajo en marco de una conciliación obligatoria, donde manifestamos que se reincorporen a los compañeros y la problemática de la estabilidad laboral, el Intendente denuncio a los gremios, porque están pagando juicios, a lo que respondimos que los juicios son por incumplimientos de la cuota societaria de los compañeros, entonces el Intendente comenzó a levantar la voz y amenazar a los compañeros, entonces pedimos que si estábamos en conciliación, cese con esa actitud, pero no lo hizo y amenazó directamente diciendo que si vamos de nuevo a La Quiaca, llamaría gente para cercarnos y no dejarnos salir de la localidad, nosotros fuimos la semana pasada en busca de diálogo para tratar de resolver los conflictos y denunciamos en ese momento que Tito había llamado gente para golpear a los compañeros”. Además agregó que “si el intendente persiste con esta actitud vamos a reactivar el conflicto y hacemos responsable a Tito si es que surgen hechos de violencia, nosotros hacemos un llamado a los trabajadores de otros sectores para que no se sumen a favor de la patronal”.

A raíz de estos hechos los trabajadores de ATE se retiraron de la reunión, a pesar de que los funcionarios insistían en que se queden, pero en esos términos no se podía dialogar, por lo que aseguraron que se van hacer las denuncias legales correspondientes, por las amenazas a los Secretario Generales y por violencia labora, porque “cuando se los hecha a los trabajadores, cuando se les quita el pan a las familias de los trabajadores es violencia”, remarcó Matías Brizuela y llamó a que el 29 de abril se paralice el Estado, porque “si tocan a uno, nos tocan a todos y ni con amenazas, ni con aprietes, nos van a parar, porque nosotros vamos a defender hasta las últimas consecuencias, los derechos de los trabajadores”.

La cedula de notificación de la conciliación obligatoria en su artículo 4 dice: Retrotraer el estado de las cosas existentes con anterioridad a las causas motivadoras del conflicto. Esta disposición tendrá vigencia durante el término a que se refiere el artículo 11 de la Ley 14.786. Es decir que el intendente de La Quiaca, Tito, debe reincorporar a los despedidos y respetar la situación de revista que venían manteniendo todos los trabajadores de esa municipalidad.

El conflicto

El Intendente Tito decretó Emergencia Económica en La Quiaca, por lo que bajó la situación de revista a los trabajadores y dejó sin empleo a 40 municipales, a los que se le paga un plan social de $1500, cuando venían cobrando un jornal de 10 horas, pero lo más grave es que el propio jefe comunal, se aumentó el sueldo, también a los funcionarios y concejales, en algunos casos más del 100%. Siendo la partida presupuestaria para esa localidad la misma, se presume que estarían utilizando la plata de los trabajadores, para mejorar el sueldo a los funcionarios municipales de La Quiaca.

Comparte: