El Gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Trabajo y Empleo, dictó la conciliación obligatoria en el conflicto originado por los gremios del sector educativo que plantearon un paro de 72 horas desde este lunes.

Las autoridades recordaron que, según la normativa vigente, mientras dure la conciliación las partes no pueden tomar medidas de acción directa. Se procederá a descontar los días no trabajados a quienes no acataren la conciliación obligatoria.

De esta manera, el Gobierno hace que se suspenda la medida de fuerza encarada por los docentes jujeños.

Comparte: