Esta tarde se realizó una presentación en la Corte Suprema de Justicia de la Nación para reclamar su intervención ante la falta de independencia en la justicia de Jujuy y la serie de irregularidades en la privación ilegítima de la libertad de Milagro Sala.

En conferencia de prensa en las afueras de los Tribunales ubicados en la calle Talcahuano al 600, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Alejandro Garfagnini, coordinador nacional de la Tupac Amaru, señaló que realizaron una presentación ante la Corte Suprema para poner en conocimiento y solicitar su intervención en lo que consideró un “quiebre institucional en la provincia de Jujuy”.

En el escrito presentado se relata la serie de irregularidades en la designación de jueces en el Superior Tribunal de Justicia de Jujuy en el que se amplió la cantidad de integrantes del mismo en sesiones extraordinarias convocadas por el gobernador Gerardo Morales al día siguiente de asumir. Entre los cuatro nuevos miembros de la corte, tres son ex diputados por el radicalismo. En el caso de Pablo Baca y Beatriz Altamirano, ambos votaron la ampliación del tribunal, renunciaron al día siguiente a sus cargos con notas con sellos de la UCR y al otro día fueron nombrados en la Corte. Federico Otaola, otro de los designados, fue ex diputado radical y ex candidato a vicegobernador por el centenario partido. Por otra parte, la Presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Clara Langhe de Falcone, también es ex diputada por el radicalismo y es quien designó al juez Gastón Mercau, padre de sus nietas, en la feria para que se hiciera cargo de la causa por la cual se detuvo a Milagro Sala.

Comparte: