Cómo había sido comprometido por el presidente de la República, al aprobarse la Ley de Solidaridad. Se envió al congreso esta modificación de la Ley 24018, para de manera gradual, lograr una mayor homogeneidad en el régimen general, sin afectar derechos adquiridos.
Actualmente existe un desequilibrio financiero cercano a los 11.000 millones de pesos anuales, lo que debilita el carácter redistributivo y solidario del sistema en su conjunto.
Las notas del proyecto implican que las jubilaciones serán el 82% promedio de las últimas 120 remuneraciones y no como es ahora el 82% de la última remuneración. Se establece un tope máximo y se reconoce la “prorrata témpore”. Y para finalizar que las pensiones serán como el régimen general.
Igual es el sistema para los funcionarios del Servicio Exterior de la Nación.
Este proyecto ahora es girado para su aprobación en el senado.

Dr. Lucio Plaza

Comparte: