Jesús Mamaní, referente de la comparsa caporal Inti Wara, en diálogo con Radio Universidad dio a conocer la complicación que tienen a la hora de comprar los trajes para los integrantes de dicha comparsa.
Dijo que la principal dificultad es el “tema del cambio, desde la última suba del dólar influyó en los precios. Entonces venimos ahorrando desde el año pasado para comprar los materiales como telas, sombreros, etc. Los montos que nos piden en Bolivia rondan entre los 100 a 300 dólares, ellos manejan los precios en dólar, pero se complica aún más por las trabas de que cada persona sólo puede comprar 200 dólares en un banco”.

También se refirió a los problemas que tienen con la aduana a la hora de justificar la compra “si se produce una compra con un monto en dólares no podemos cruzar, porque no se nos entrega boleta sobre la compra, nos quieren cobrar una retención porque creen que venimos a vender lo que compramos”.

Por último, hizo hincapié  sobre la cuestión económica de los bailarines “algunas familias eligen bailar caporal porque eligen el baile como una distracción, pero requiere de una inversión también. En algunos casos por la economía que atraviesan prefieren que baile un solo integrante de la familia, hay una menor cantidad de bailarines por la crisis, donde algunos que asisten a los ensayos no llegan a comprar los trajes ni participan de los corsos o festejos.

Comparte: