La Dirección de Niñez y Adolescencia de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy realizó una jornada de políticas de promoción de derechos, prevención y erradicación del trabajo infantil. Claudia Cabezas, directora del área, dijo que se encuentran trabajando fuertemente con organizaciones tanto gubernamentales como no gubernamentales en una puesta en común y de articulación para concientizar, no sólo a los adultos, sino también empezar a empoderar a cada uno de los niños y niñas para prevenir este flagelo.

“Estuvimos trabajando en una jornada bastante fructífera con mas de 300 niños y niñas que se acercaron hasta el Parque Lineal Xibi Xibi , en el que trabajamos en lo que son sus derechos, y haciendo hincapié fundamentalmente en el derecho al desarrollo pleno e integral de cada uno”, dijo.

Y agregó que esto no sólo se realiza en virtud de la demanda, sino también de un trabajo que se viene haciendo desde la Dirección de Niñez con un equipo de profesionales detectando cuáles son las necesidades y cómo abordarlas: “porque todo el trabajo que se realiza con y para la niñez tiene que ser trabajado o abordado desde dos directrices. Una apuntada justamente a los mas pequeños y otra a los adultos. No sólo necesitamos que los niños y niñas se empoderen sino que también los adultos empecemos a ser responsables de acompañar y, en principio, de re educarnos y ser aquellos que seamos los guías de los niños. Venimos trabajando con distintos talleres en distintas instituciones”.

Aseguró también que “tenemos todavía situaciones en algunas comunidades bastante arraigadas con la naturalización de esta problemática. Lo que venimos trabajando desde un programa que se llama Programa de Fortalecimiento Familiar es, no solamente, cuestiones que tienen que ver con una crianza responsable sino desde perspectivas que tienen que ver con el empoderamiento de la familia como actor principal. Como así también, desnaturalizando situaciones y dando a conocer cuáles son las debilidades y las fortalezas y que trae aparejado en el desarrollo del niño sobre todo en la franja etaria de 5 a 12 años. Trabajamos para convertir todas estas debilidades en fortalezas”.

Comparte: