Mariana Torres, paciente de diálisis, en comunicación con Radio Universidad se refirió a la situación de los pacientes en la provincia que dejaron de recibir la asistencia del Programa Incluir Salud.
“Hasta el viernes al mediodía no se podía encontrar a los pacientes que tuvieron que ser reubicados porque los centros de Diálisis dejaron de prestar servicio, es obligación del Programa Incluir Salud informar con antelación si van a reubicar a los pacientes”, dijo Torres.
Torres explicó que”desde los centros de diálisis avisaron que tiene cobertura hasta el 20 de este mes y el Ministerio nos dice que debemos esperar hasta el 22 para ver cual va a ser la solución del problema y si se va a firmar convenio nuevamente con el Centro Diaverun e Incluir Salud”.
“Si bien se pudo dar solución a algunos pacientes,16 compañeros esperan una solución, hay una falta de respeto para los pacientes, una mala organización entre los centros de diálisis con la gente del programa”, expresó la paciente.
Asimismo concluyó que “el Ministerio no nos dice nada concreto, cuando los pacientes se quejaron de los centros a los que fueron dispuestos y les dijeron que se paguen ellos la diálisis, estamos a la deriva”.
Cabe destacar que una diálisis cuesta en un centro privado entre 3000 a 4000 pesos y generalmente los pacientes renales crónicos necesitan tres diálisis semanales.

Comparte: