El Ingeniero Mario Bonillo, secretario académico de la UNJu, dialogó con Radio Universidad sobre la importancia de la participación de la universidad en el problema del hambre, en relación con la implementación de la tarjeta alimentaria. Al respecto expresó que la universidad trabajará sobre la seguridad y soberanía alimentaria para que la gente esté formada a la hora de comprar alimentos y adquiera hábitos que le permitan una buena alimentación.

La tarjeta alimentaria se implementará para más de 30.000 beneficiarios en la provincia de Jujuy como medida de lucha contra el hambre. Con respecto a esto Bonillo dijo que: “la situación en Argentina se ha ido complicando en los últimos años, gran parte de la sociedad no se alimenta adecuadamente y todos los argentinos tenemos que aportar nuestro granito de arena. En ese sentido, estamos entusiasmados con las políticas del nuevo gobierno que tiene una lógica federal, con participación de todas las instituciones”.

El ingeniero señaló que no es sólo cuestión de implementar una tarjeta sino que hay muchas cosas por hacer. En referencia a esto añadió: “es una cuestión también del acceso al trabajo, en cuanto a formación, concientización y hay muchas cosas por hacer. El hambre es consecuencia de un sistema que tiene fallas serias, incluso en los hábitos alimenticios, ya que no sólo se trata de tener alimentos sino también de adquirir hábitos que propicien la seguridad alimentaria”.

“La potencia de los medios de comunicación, la publicidad, ha ido acentuando ciertos caracteres de la cultura occidental y se han ido generando situaciones de hambre y de malísima alimentación. Hay sectores que pueden tener acceso a ciertos alimentos pero lo hacen de forma inadecuada. Es aquí donde la universidad debe hacer sus aportes con respecto a la seguridad y la soberanía alimentaria para evitar que las publicidades o los medios de comunicación tengan el impacto que han tenido. Se trata de informar a la gente para que tome a la alimentación desde otro lado”, indicó Bonillo.

 

Comparte: