Fueron palabras de Sebastián Ibañez, psicólogo de la Coordinación de Espacios Saludables, dependiente de la Secretaria de Asuntos Académicos del Rectorado de la UNJu, habló en Radio Universidad sobre la construcción de la sexualidad y los diferentes parámetros que en la sociedad se presentan como modalidades patriarcales o binarias.

Sobre el tema Ibañez explicó: “hay que aclarar que la sexualidad en el ser humano, es problemática, porque uno también podría partir de lo que se podría considerar una suerte de prejuicios, los problemas en cuanto a la relación de la sexualidad en la familia, se daría sólo en familias donde hay alguien que exprese una sexualidad no binaria, en realidad, la sexualidad es problemática en general, hay que partir de ese punto”.

Sobre lo conflictivo de la sexualidad, el espacialista explicó: “Hay que partir primero de que la sexualidad es conflictiva, por otro lado, hay como una división profunda de la singularidad de cada sujeto, o sea que a partir desde ese punto de vista más general en el que vivimos en un modelo social donde la civilización propone el ejercicio de la sexualidad, el cual está organizado en base a ciertos parámetros, que creo lo podemos denominar bajo modalidades patriarcales o binarias y que cualquier persona se saliese de cualquiera de esos marcos de referencias, se podrían considerar que es “anormal” suponiendo que existiese una supuesta ‘normalidad'”.

El psicólogo Ibañez también abordó los diferentes movimientos sociales que reivindican la visibilización y que también proponen nuevas coordenadas simbólicas, como en el caso de Shimmy Morales, activista trans, detalló: ” reivindicaciones que se están dando en el nivel de las políticas de género, entiendo como políticas de género como los movimientos sociales que están reinvidicando esta visibilización que existieron siempre nada más que ahora están como más a la vista, permiten nuevas coordenadas simbólicas, para poder dar una respuesta, estas nuevas coordenadas con un nuevo saber que intenta dar respuestas acerca de esto que es la sexualidad, por lo tanto yo creo que la información, entendida como la posibilidad de fijarse a estas nuevas coordenadas de la cultura, la difusión de que la sexualidad no es algo natural sino que es una construcción, que se acerque este tipo de marcos simbólicos a las familias, puede ayudar a que la familia elaboren de otra manera esto que hoy sucede”.

Sobre el el accionar que desde la familia se puede realizar, Ibañez aseguró: “Lo que se trata de abordar en relación a como una familia elabora la sexualidad de sus integrantes, es precisamente a que en la sexualidad hay un saber que siempre es insuficiente, siempre está la pregunta de cómo hablar a los hijos, como se puede nombrar ese tema”.

“Cada familia le da un tratamiento particular a estas situaciones, creo que lo mas sano que se puede hacer es escuchar, es dar una voz a esa persona que supuestamente se saldría de lo que uno espera que sea, uno parte de una idea de como deberían ser las cosas y se sorprenden cuando algo no resulta de esa manera, entonces creo que es muy difícil pensar que la familia haga un tratamiento obviando todas sus determinaciones culturales, entonces es un gran esfuerzo si se quiere hasta intelectual poder cambiar estas coordenadas para poder abordar este tema de otra manera que no sea la censura la respuesta frente a esto que aparece como diferente” aseguró el especialista.

Comparte: