El edificio central de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Jujuy amaneció este domingo con pintadas amenazantes, lo que generó un fuerte rechazo de diferentes sectores de la educación superior. Todo esto en medio de un clima político enrarecido por las protestas universitarias que se desarrollan en todo el país.
“Zurdos putos” pusieron con aerosol amarillo en la puerta de entrada a la institución y además tacharon una placa de cristal con el escudo universitario.
Sobre este hecho, el decano de la Facultad, César Arrueta, se expresó por las redes sociales institucionales y sostuvo que “mientras discutimos la modalidad apropiada para seguir sosteniendo el reclamo de las Universidades Públicas, poco sirven estas actitudes en contra de nuestra Facultad. La fragmentación del movimiento interclaustro sólo favorece el avance de las políticas de ajuste y la discordia interna”.
En otro párrafo, el Decano indicó que “somos conscientes, como decía (Arturo) Jauretche, que la política es la historia del presente y en este tiempo que nos toca vivir vamos a seguir luchando por una Universidad de puertas abiertas, inclusiva, laica y con financiamiento genuino”.
Finalmente Arrueta puso en relieve que “como decano no repudiaré ni condenaré las pintadas, solo diré que somos -orgullosamente- un colectivo de zurdxs y putxs (entre otrxs), defendiendo un derecho humano esencial: la educación”.
Por otra parte, en esta semana las cuatro Facultades que componen la UNJu y el Consejo Superior en el Rectorado universitario se expresarán en el marco de la protesta nacional y no se descarta la profundización de las medidas de reclamo conjuntas.

 

Comparte: