Ezequiel Bilanski, actual presidente en Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino (ENAC) detalló en UNJu Radio lo que fue la reunión entre Alberto Fernández y Lula da Silva, ya que los mandatarios realizaron avances con el proyecto de una moneda en común entre Brasil y Argentina.

Sobre el tema, Bilanski se refirió: “Ayer se realizó el encuentro bilateral empresarial entre Argentina y Brasil, con la presencia de los dos presidentes, con el presidente Lula da Silva y con Alberto Fernández, la decisión política de ambos manifiesta en esa reunión tiene que ver con recomponer los lazos entre los países hermanos, fundamentalmente recuperar el comercio que se perdió, que fue un 40% en los últimos 10 años entre ambos países, es decir la asociación comercial de ambos países se fue diluyendo con el tiempo y hay que fortalecerla”.

“Instruyeron a los ministros de economía de ambos países a encontrar las mejores herramientas para dinamizar el intercambio de bienes y servicios, en ese sentido se habla de la moneda común, que en rigor es una herramienta de financiamiento para que las importaciones de ambos países se hagan en reales y pesos argentinos, no en dólares, esa voluntad a nosotros nos parece muy positiva, muy constructiva porque incrementaría el volumen de intercambio en ambos países. Esa voluntad nos parece muy positiva, muy constructiva porque incrementaría el volumen de intercambio en ambos países”.

Al ser consultado en cómo afectaría contar con una moneda común entre ambos países, Bilanski detalló: “En rigor, lo que se plantea con estas iniciativas de monedas comunes, son capacidades mas soberanas de ambos países de tomar decisiones que los favorecen, a nosotros por ejemplo, el 2do. tramo del gasoducto Néstor Kirchner, va a requerir 820 millones de dólares de caños de acero para gas, esos caños se hacen en Brasil por la firma Techint, si Brasil lo financia, los caños que van a ir en el gasoducto van a ser esos, ahora, no es necesario que lo financien en dólares, se pueden financiar en Reales, si vienen a la Argentina y son brasileros, se pagan Reales, sino se toma esa decisión de financiarlos, hay otros competidores en el mundo que quieren vender caños más baratos, como China por ejemplo, que tenemos que ver si le pagamos en dólares o en yuanes”.

Bilanski también explicó como condicionan a estos proyectos la intervención de otros países, como el de Estados Unidos: “También la moneda de intercambio condiciona, fíjate un proyecto estratégico productivo como un gasoducto troncal de sudamerica, por eso la soberanía tiene mucho que ver en la moneda con la que pagas, ahora, todos juegan, Estados Unidos todavía no movió fichas pero no se va a quedar tranquilo, viendo como el gigante sudamericano que fue 6ta. economía mundial en algún momento hace pocos años, empiece a tomar vida de nuevo, lo quieren mantener donde está ahora, aletargado, un Brasil dormido, que está 3 en el puesto mundial de las economías y fundamentalmente que no ayude a ningún país, más en este caso que sería Argentina”.

Sobre como este proyecto, marcaría una nueva etapa para las pymes y el mercado latinoamericano, Bilenski aseveró: “Nosotros necesitamos fortalecer el entramado nacional, lo de exportar es vertebral, así como Brasil quiere vender sus productos a nuestro país, también tenemos que encontrar el equilibrio para que nuestras pymes puedan exportar, productos con valor agregado, no sólo commodities o algo por el estilo, o gas, así que iniciativas que permitan que las pymes nacionales exporten más a Brasil eso también sería deseable en el corto plazo, porque eso genera trabajo, conocimiento, muchos activos secundarios que se van generando y que en general los países quieren exportar pero no importar nada, siempre se terminan armando esas discusiones puertas adentro, pero es parte natural de los procesos de negociación”.

Sobre la reunión y los ánimos de los empresarios, Bilanski detalló: “Quedaron con un sabor amargo, porque Sergio Massa le tiró un centro en la puerta del área chica al ministro de economía Fernando Hadad para que anuncie el monto del financiamiento para garantizar las importaciones”.

“Te cuento mi opinión personal, institucional, vemos a Fernando Haddad todavía muy verde al frente del Ministerio de Economía en Brasil, de hecho en la conferencia de prensa manifestó que hace 20 días había llegado, pero me parece que el shock del intento de golpe de Estado desarmó todavía muchas iniciativas que pensaban que iban a tener activas y todavía están en borrador, es decir, se retrasaron decisiones que tienen que tomar en corto plazo”.

El ministro de Economía Sergio Massa, al momento de brindar los detalles del proyecto para avanzar hacia una “moneda en común” con Brasil, destacó que a pesar de los avances no se resignaría la moneda propia: “No significa resignar la moneda propia, sino encontrar un instrumento denominador común comercial que refleje la potencia del producto bruto de la región”.

Sobre el papel del Ministro de Economía, Bilanski aseveró: “Me parece que Sergio Massa, le tiró el centro y le pidió un número a Hadad en pleno encuentro porque en realidad, no es una cuestión de plazos, sino que es una cuestión de decisión política, Brasil tiene una reserva por 300 mil millones de dólares, aquí lo que estamos hablando es que con su 3er. socio comercial, que es Argentina, disponga 10 mil millones, aparte co-garantizado entre ambos lados, no es que Brasil coloca 10 mil millones en una mesa, viene Argentina y se lleva todo el dinero”.

“La idea es garantizar las operaciones en reales y pesos argentinos entre los 2 bancos, tal vez Brasil ponen el 80% y Argentina el 20%, o quizás otros porcentajes, 70% y 30% eso no se sabe”.

Al ser consultado por los plazos de implementación y los desafío que este tipo de proyectos representan, Bilanski destacó: “En la praxis que es un intercambio comercial, es un primer paso, después si se hace un billete o una moneda, o la sociedad termina usando eso, para nosotros no es tan relevante, me parece que el anuncio, obviamente para las personas de a pie, se sobre exagera pero lo más importante es para el intercambio comercial, si eso no está resuelto, no hay ninguna moneda común que vaya a prosperar”.

“La base de una moneda común es el intercambio comercial de los países en su propia moneda, hoy es cero, esto es como la final del mundo, no hay 2 veces como para jugar un partido en una final, el primer tiempo que se jugó aquí, en la cumbre de la Celac, Massa le tiro 2 centros en la puerta del área a Haddad y no cabeceó, entonces ahí hay un tema que está sin resolver”.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí