Jujuy sigue sufriendo las consecuencias de la sequía que afecta a buena parte del país. La escaséz de lluvia, las bajadas históricas de los ríos y la falta de previsión estatal ya está afectando a los productores y productoras de la provincia.

“Sigue sin llover y la situación es cada vez más grave, la única fuente de agua que tenemos es el arroyo Santa Rita que está en su mínimo histórico“, aseguró en declaraciones a UnjuRadio, Adrián Armella, productor de Palma Sola.

En este sentido señaló que desde el Gobierno de la provincia se enviaron camiones cisterna pero que esto “no alcanza” y que “la solución de fondo no aparece”.

“El agua de los camiones es para salvar unos dias, hay muchos productores que no tienen como recibir el agua y no sirve de nada arrojar 10.000 litros por semana con las altas temperaturas”.

Así, debido a la grave situación, el productor aseguró que ya perdió “el 90% de la producción de citrus y el 70% de la producción de alfalfa”.

“La plantaciones de citrus necesitan años para poder producir, estamos perdiendo la inversión y el trabajo de años”, lamentó.

Además, indicó que la situación de los productores ganaderos no es muy diferente, “los animales no tienen pasto para comer, no hay agua, están naciendo terneros antes de tiempo“.

Esto significa no sólo un gran desastre ambiental, sino una pérdida económica para este sector que vive de sus plantaciones, pero además para los consumidores jujeños.

La situación se pone cada vez más grave, necesitamos una solución de fondo porque no hay perspectivas de que estos periodos de sequías mejoren o cambien”, dijo.

Por este motivo “pedimos al Gobierno que envíe expertos para analizar la zona en busca de agua subterránea para poder hacer un pozo de abastecimiento”.

“Hacer un pozo cuesta alrededor de cinco millones de pesos y los pequeños prodcutores no podemos hacer frente a ese costo”, manifestó.

Por su parte, Alfredo Limachi, ganadero de Juan Galán, contó que las últimas lluvias “no fueron suficientes”, y que “los animales se están muriendo de hambre y de sed”.

“Los animales consumen gran cantidad de agua diaria y no damos abasto”, dijo y agregó que, aunque se encuentran al pie del cerro donde nace el rio Xibi Xibi, y en la zona hay agua subetrránea, “es muy costoso hacer el pozo y la represa”.

En este sentido manifestó que hasta el momento “no recibimos comunicación ni ayuda del Gobierno”.

“Tenemos animales preñadas y que están pariendo sus crías y hace falta mucha agua. El suelo está muy seco, se está agrietando y no hay pastura. Algunas personas están cortando arboles para darles de comer a sus animales, les estamos dando otros alimentos pero tiene su costo”, contó.

“Estamos muy preocupados, los animales se están muriendo y es nuestra forma de sobrevivir”.

Esta es la situación que enfrenta la provincia y muchas regiones del país y del mundo, es una crisis ambiental y económica grave, que tiene su raiz en las acciones humanas que degradaron el ambiente, el planeta, y pone en riesgo nuestro futuro.

 

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí