La ceremonia inaugural fue conducida por el embajador de la Copa Mundial de la FIFA, Ghanim Al Muftah, y la cantante Catarí Dana, y se llevó a cabo el el estadio Al Bayt de la localidad de Al Khor.

La organización no pudo conseguir un artista internacional que pudiera tapar la polémica por la respuesta de reconocidas estrellas que quisieron despegarse del país anfitrión, y es por esto que, a última hora del sábado, el Comité Supremo de Organización local y la FIFA confirmaron que Jung Kook, uno de los integrantes de la banda de pop surcoreana BTS, iba a estar a cargo de la ceremonia.

Con un show de fuegos artificiales en los alrededores del Al Bayt, cerró la presentación para dar inicio a los preparativos del partido inaugural entre el anfitrión y Ecuador.

El juego inaugural entre el anfitrión y el seleccionado de Ecuador, dirigido por el argentino Gustavo Alfaro, marca la apertura de un programa comprimido de 64 partidos a disputarse bajo el calor otoñal del Golfo Pérsico en ocho estadios de última generación, siete de ellos construidos especialmente para el torneo.

 

 

 

 

 

 

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí