Pacientes trasplantados junto a la Asociación Jujuy da Vida se congregaron este miércoles en la vereda del Instituto de Seguros de Jujuy en calle Alvear, para denunciar la falta de cobertura por parte de la obra social provincial. Aseguran sentirse “abandonados” por el estado provincial.

Iván Mercado, trasplantado renal, en declaraciones al portal de UnjuRadio aseguró que cada vez que van a realizar algún trámite a la obra social son maltratados. “Personal del ISJ nos maltrata. No ven la situación por la que estamos pasando los trasplantados”, indicó.

Mercado expuso su preocupación por no haber podido realizarse los controles médicos  correspondientes fuera de la provincia el lunes pasado debido a la poca cobertura que ofrece el ISJ.

“El lunes pasado debía asistir a control y por la falta de viático no pude asistir. Se gasta en pasaje, estadía, desayuno y almuerzo, y lo que da la obra social solo nos alcanza para cubrir el pasaje”, aseguró.

“Presentamos una nota al ISJ para actualizar el monto de la cobertura y así viajar tranquilos con cobertura al 100% tal como lo establece la Ley 26.928 ” dijo Mercado. 

El Régimen de Protección Integral para Personas Trasplantadas creado por la Ley Nº 26.928 y puesto en vigencia por el decreto reglamentario Nº 2266, busca asegurar la plena integración familiar y social de las personas trasplantadas o en lista de espera, reconociendo sus derechos y necesidades específicas.

Derechos de las personas trasplantadas y en lista de espera
Transporte Medicación Asignación Mensual
Gratuidad en los servicios nacionales de transporte terrestre de corta, media y larga distancia: colectivos, subte y tren. Cobertura del 100% en medicamentos, estudios diagnósticos y prácticas de atención de todas las patologías directa o indirectamente relacionadas con el trasplante. Las personas en situación de desempleo forzoso sin otro beneficio previsional tienen derecho a recibir una asignación mensual no contributiva.

Por otro lado, critico el doble discurso del gobernador Gerardo Morales cuando dice que es prioridad de su gestión cuidar la salud de todos.

“El gobernador siempre se pone la bandera de que protege la salud de todas las personas, pero estamos viendo un abandono a las personas trasplantadas, ya que tenemos que venir cada semana desde distintos puntos de la provincia a que nos den los medicamentos”, puntualizó. 

No obstante, comentó que incluso viniendo a buscar los fármacos a capital, se encuentran con que “los medicamentos no alcanzan o no hay stock”. “A nuestro cuerpo no le podemos decir que espere el medicamento, porque la necesitamos inmediatamente para no perder nuestro órgano trasplantado”.

Por último, aclaró que tanto el gobernador Morales como las autoridades del ISJ “conocen nuestra situación, porque presentamos un sinnúmero de notas solicitando ayuda. Ellos están esperando que perdamos el trasplante para seguir haciendo negocios con la diálisis, actualmente cada sesión cuesta $50.000”.

Finalmente, el trasplantado renal fue contundente y remarcó  “lo que ellos ven como un número y ganancias, para nosotros es recuperar la vida”.

 

Comparte: