Valentín Blasco, representante de Jujuy en el triatlón Ironamn, habló en UNJu Radio sobre lo que fue su participación en el evento y destacó la importancia de la preparación física y mental para completar la carrera.

Sobre el tema, Blasco aseguró: “El Iron Man lo terminaron dividiendo en tres, hay tres tipos de distancia, yo corrí la olímpica, luego está medio ironman y de ahí ya el ironman completo, tuvimos un representante, que estuvo en Hawái compitiendo, es una franquicia muy importante”.

“Quizás el que tiene una campaña de marketing más grande porque es algo a nivel mundial, se corre en Argentina, Brasil, Hawái, en San Juan se corrió hace tres meses medio Ironman y ahora en Mar del Plata se va a correr otro más”.

Al ser consultado por la preparación, Blasco destacó: “Hoy hice un posteo en mi red social, contando un poco de mi preparación, creo que las personas ven el lado lindo y dicen ‘este tipo la pasa bárbaro’ pero no es así, hay días que no tenía ganas, otros en plena ruta me agarra la lluvia“.

“Pero teniendo en cuenta el proceso, en un momento en el que yo entré en una meseta anímica, que no tenía que ver con el rendimiento, yo le decía a Rodrigo ‘Siento que no avanzo, siento que mis tiempos se mantienen’ luego él me mostró el primer entrenamiento, que fueron 15 km, que en esos primeros yo regresé a mi casa y estaba casi muerto y ahí fue cuando Rodrigo me dijo ‘Valen mirá ahora tu fondo, salís a pedalear 80km, mirá tu salida a correr, salís a correr 21km, pero cuando tenías tu primer entrenamiento arrancaste con 4km y terminabas todo acalambrado’ entonces cuando me mostró todos los cambios, uno no se da cuenta porque el cuerpo también empieza a mejorar”.

El entrenador me supo llevar, de a poco, paso a paso, y me entrenó la cabeza, incluso había días que me decía ‘Hoy vamos a hacer una hora continua de nada’ y yo le decía que se podían repartir cada 15 minutos, pero él insistía ‘Hoy vamos a entrenar la cabeza’ y así fue mi preparación”.

Al ser consultado por la importancia de la preparación mental, Blasco aseveró: “Descubrí que el lado competitivo es muy reducido, porque de los competidores de elite en el Ironman, que son los que ponen adelante al arrancar para que los demás no los frenemos, ese grupo llega apenas a 50, pero en toda la carrera había más de 1500 competidores, el resto cada uno va con su historia”.

En mi cabeza tenía lo de ‘Esto lo tengo que terminar, no me importa’ y es increíble porque yo esperaba terminar esta carrera en tres horas, mirando mis tiempos de entrenamiento“.

“Mi entrenador me dijo ‘Yo te voy a anotar en cuánto tiempo vas a completar la carrera’ y le erró tan solo por un minuto, completé la carrera en dos horas y 36 minutos, es increíble como el cuerpo, sumando la adrenalina, todo responde en esos momentos, por ejemplo cuando estaba nadando en aguas abiertas 2km. y medio, yo iba a mi ritmo que decía ‘voy muy tranquilo’ pero luego revisaba los datos que me dio el reloj y no era un ritmo nada tranquilo, al contrario, era uno bastante rápido, entonces en la cabeza van pasando muchas cosas”.

Sobre el la importancia del trabajo con el entrenador, Blasco detalló: “Voy a aclarar, Rodrigo en un momento me fue disfrazando las distancias, de golpe me dijo ‘Valentín ya lo hiciste lo hiciste entrenando, ¿Cómo no vas a hacerlo en competencia, con llano y con aire demás? Andá a disfrutarlo’ Porque me metió en la cabeza eso, lo de disfrutar porque era mi momento”.

“Luego de la primera media maratón de Buenos Aires, que fue algo fuerte porque yo nunca había corrido 21km. como mucho había corrido 5km., por eso lo repito, cualquiera lo puede hacer, lo único que necesita es decir ‘Lo voy a hacer’ y salir de la zona de confort, pero Rodrigo siempre me habló, siempre me acompañó, terminando esta carrera le mandé una foto con el mensaje ‘Esta medalla también es tuya'”.

“Hay muchos entrenadores, pero yo me sentí cuidado, asesorado, a veces me mandaba audios de 8 minutos, en donde me explicaba en detalle del porqué hacíamos tal ejercicio en bicicleta, de que me iba a servir, todo, entonces yo a Rodrigo le digo que todos los logros, las medallas, que son en realidad las que te dicen que completaste la carrera, así fue que le dije que esas medallas también son de él, porque se tiene que entender que este trabajo es de un equipo“.

Es algo que decía en mi posteo de Instagram, que luego de esta carrera yo ya no soy el mismo, siempre teniendo como referencia a seis meses atrás, hablando desde la cabeza, hoy mi cabeza es mucho más fuerte para los contratiempos, para las complicaciones, a veces tenía que salir con lluvia, no me quedaba otra”.

Ironman, una prueba que se realiza en más de 30 países

Hay que recordar que Ironman, es un triatlón nacido a fines de la década de los ’70, se convirtió con los años en la prueba más exigente, antigua y prestigiosa del mundo.

Es una competencia deportiva que consta de tres disciplinas: natación, ciclismo y pedestrismo, se lo considera uno de los deportes más duros que existen en el panorama competitivo internacional actual. Las competencias se llevan adelante en más de 30 países, con 250 eventos deportivos.

Comparte: