Inaugurado el 1 de octubre de 1850, el primer hospital de la provincia continúa con proyectos y nuevas metas. Este lunes se realizaron los festejos oficiales.

“Desde que asumimos esta gestión, lo que buscamos tras la pandemia es reordenar el capital humano de las distintas especialidades, redefinir roles de cada unidad hospitalaria y proyectar el crecimiento de cada institución mientras trabajamos para incorporar más profesionales en el sistema siempre con mayores beneficios, ejes que hemos planteado al señor Gobernador, Gerardo Morales, quien acompaña plenamente esta línea que hoy seguimos”, sostuvo el Secretario de Salud de Jujuy, César Mulqui, durante el acto protocolar realizado en la mañana de este lunes donde asistieron autoridades provinciales, municipales, gremiales y personal de cada servicio.

Por su parte, la Directora del Hospital San Roque, Ana Carabajal de Alcoba, indicó que luego de la pandemia, “hemos retomado el proyecto institucional que nos permitirá avanzar en el cumplimiento de nuestra misión: la atención integral clínica especializada con el máximo profesionalismo y seguridad de personas desde los 15 años de edad que presenten patologías agudas, subagudas y crónicas complejas referidas desde otros centros de salud, con fuerte compromiso con la promoción de estilos de vida más saludables junto al desarrollo del capital humano promoviendo actualización y capacitación continua así como la formación e investigación en el campo de la salud”.

Tras la demanda de la pandemia, se logró reorganizar aéreas de internación con complejidad diferentes, habilitar unidad de emergencias con distinto funcionamiento, rediseñar área de consultorios de seguimiento y hospital de día, planificar el fortalecimiento de los equipos incorporando nuevos especialistas, apostar al trabajo interdisciplinario sumando nuevas habilidades y recuperar las instancias de ateneos con participación de la mayoría de los servicios y unidades, detalló la directora.

Además, afirmó que crecer en complejidad también llevo a planificar y ejecutar proyectos de inversión para la capacidad resolutiva diagnóstica terapéutica del hospital y fortalecer las áreas de soporte técnico estructural en las que se destacan la restructuración del servicio de diagnóstico por imágenes con ecógrafo de última generación adquirido con recursos propios por un valor cercano a los 5.000.000 de pesos, instalación de un servidor para digitalización de imágenes ofreciendo amplia carta de prestaciones en radiología, ecografías, doppler y tomografías.

Desde junio, contamos también con la Unidad de Prácticas y Procedimientos Diagnóstico-terapéuticos donde diversas especialidades como gastroenterología, neumonología, dermatología, terapia intensiva y otras, realizan procedimientos endoscópicos digestivos y broncopulmonares, biopsias y microcirugías. Esta Unidad involucró el trabajo y aporte de sectores administrativo, de bioingeniería, electromedicina, mantenimiento y profesional-técnico, con la inversión de recursos propios en la torre de endoscopía valuada en 4.700.000 pesos”.

Del mismo modo, detalló inversiones y mejoras en laboratorio, lavadero, costurero, mantenimiento e informática anticipando que “en el presupuesto 2023 hemos proyectado reformas edilicias y nuevo equipamiento, apuntando a alcanzar una capacidad permanente de 100 camas de internación”.

Comparte: