La dra. María Carmen Verdú, abogada, fundadora de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), habló en UNJu Radio sobre la grave situación de persecución y hostigamiento que sufren las familias de los estudiantes del nivel secundario que actualmente participan en la toma de diferentes establecimientos educativos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Sobre el tema, Carmen Verdú aseguró: “Se han multiplicado las escuelas que están en pie de lucha no sólo por el pedido de reivindicaciones que venían llevando adelante alumnos y alumnas desde hace ya varios días, el tema de las viandas, el repudio a las pasantías gratuitas para empresas, por supuesto las cuestiones edilicias de infraestructura, que generan permanente peligro dentro de los edificios escolares y también las reivindicaciones docentes como esta intención que tiene el gobierno de la ciudad de hacer trabajar los días sábados”.

“También se suma la reacción a esta avanzada represiva brutal, que ha llevado adelante el jefe de gobierno, la ministra de educación de la ciudad denunciando penalmente a madres y padres de los niños y las niñas que están llevando adelante esta pelea, una cosa realmente nunca vista, aún por esta gestión de gobierno que sabemos perfectamente en Buenos Aires hace más de 15 años que la padecemos, aparte de los cuatro años que administraron el gobierno nacional que tiene este siglo pero realmente, se han superado así mismos”.

Sobre la persecución, Verdú aseveró: “Ojalá hubiese sido la única actitud de la Fiscalía, lo de notificar simplemente por teléfono a las personas que han sido denunciadas”.

“Aquí lo grave es que se han mandado patrulleros, personal de la policía de la ciudad a tocar timbre en los domicilios particulares, cosa que obviamente si la Fiscalía tiene esos datos es porque las autoridades escolares han brindado las listas de los alumnos y alumnas, de sus familias, sus domicilios obviamente“.

“En algunos casos dejando alguna notificación de la existencia de la causa pero en otros directamente tratan de hacer una especie de lista, depurando un padrón, preguntando ‘si su hijo o hija se encontraba en su casa o estaba en la escuela, a las 22 o 23hs.’ una cosa verdaderamente increíble“.

Sobre el rol del Defensor del Pueblo, Verdú explicó: “Está intentando mediar en el conflicto y eso nunca está mal, pero aquí hay un reclamo concreto y directo al Ministerio de Educación de la Ciudad, son ellos y ellas, en particular la Ministra Acuña quien tiene que sentarse a la mesa del diálogo como lo están exigiendo los estudiantes y las estudiantes”.

Por último Verdú se refirió a los pasos a seguir por parte de los estudiantes: “Cada escuela, cada espacio de la comunidad educativa lo irá resolviendo como lo vienen haciendo, de manera asamblearia, democrática, cómo siguen adelante, no somos nosotros por ejemplo desde Correpi ni de ninguna otra organización quienes podemos decir lo que tienen que hacer, tampoco nos llevarían el apunte”.

“Justamente son espacios que tiene una iniciativa, en cuanto a la defensa de sus derechos que ya conocemos, así que es al revés, así que en la medida que se vaya modificando la situación seguiremos estando como corresponde, sosteniendo y acompañando el reclamo y las distintas formas de lucha que vayan adoptando”.

Comparte: