Con motivo de celebrase el Día Mundial del Corazón el próximo 29 de septiembre, durante todo el mes se realizan diferentes actividades con el fin de concientizar a las personas de la importancia de mantener una vida saludable y, de este modo, prevenir enfermedades cardiovasculares.

El doctor Pablo Clementi, reconocido cardiólogo de nuestro medio, en diálogo con UnjuRadio consideró que “el chequeo cardiológico debe hacerse desde el momento del nacimiento ya que una persona puede nacer con una cardiopatía congénita o con una enfermedad del corazón o de las arterias”.

En caso de ser necesario, “el pediatra deberá derivar al pediatra cardiólogo porque hay varias patologías congénitas que se pueden resolver en el momento del nacimiento, como puede ser alguna comunicación auricular o ventricular” señaló.

En el caso de las personas sin cardiopatías congénitas, “es decir que nacen con el corazón normal”, es conveniente realizar chequeos durante la primaria y la secundaria. “Hay que hacer un electro, una ergometría durante el secundario para ver qué capacidad tiene ese corazón para hacer actividad física, un electrocardiograma para ver si el ritmo cardíaco está alterado o no” precisó.

Así mismo destacó la importancia de la prevención primaria y aconsejó concurrir a control con el cardiólogo en caso de observar los siguientes síntomas: dolor de pecho, agitación y desmayo.

En tanto que “los pacientes mayores de 40 años que fuman, tienen diabetes, tienen presión alta  tienen el colesterol elevado, que tienen antecedentes en la familia de enfermedades del corazón, deben concurrir con más asiduidad a realizarse los controles. La primera causa de muerte en el mundo es el infarto” remarcó.

“Una buena alimentación y actividad física durante toda la vida, no fumar, no tomar alcohol, cumplir con los tratamientos médicos, controlar la presión arterial, controlar la glucemia, bajar el colesterol a los niveles adecuados del paciente, son los cuidados que deben tener para mantener la buena salud del corazón” concluyó.

Comparte: