Esta semana se conformó el nuevo Consejo Ad Honorem de la Ley Iara, con la designación de representantes de los gremios APUAP y UPCN.

La designación de los mismos se realizó por elección de los gremios que se inscribieron para integrar el espacio de asesoramiento e intercambio previsto en la Ley N° 6.186.

De esta forma, pasan a ser parte del Consejo Asesor ad honorem que tendrá a su cargo la elaboración del Plan de Lucha Contra las Violencias 2023 – 2024.

“Nos llegó la invitación a todos los sindicatos para inscribirnos para formar parte del Consejo ad honorem de la Ley Iara, y, desde nuestra Secretaría de Género e Igualdad de Oportunidades y desde la Comisión Directiva, decidimos participar”, comentó Andrea Batalla, referente de APUAP en el área de Género.

De este modo, el sindicato ocupará uno de los dos lugares disponibles para los sindicatos en la conformación del Consejo, con el objetivo de “llevar una visión desde los sindical, articulada con todos los gremios interesados en realizar algún aporte”.

Sin bien aún se desconoce el funcionamiento del Consejo Ad Honorem y los alcances de las propuestas que allí se expresen, “desde APUAP consideramos importante formar parte y ocupar este lugar para poder realizar aportes en relación a la elaboración de un plan integral de lucha contra las violencias en la provincia, y monitorear la aplicación de la ley“.

El Consejo, que además incluye a representantes de la política de organizaciones de base y del Estado, “debe ser amplio para que pueda asesorar, desde distintos puntos de vista, el abordaje de las violencias contra las mujeres”.

“Como sindicato integrante de la Multisectorial de Mujeres siempre fuimos muy criticas, porque a pesar de la implementación de la Ley, la situación sigue siendo grave”. 

Por ello, es fundamental “integrar el espacio y aportar nociones acerca de las violencias de género y su impacto en el mundo del trabajo y la violencia laboral que es muy naturalizada, y las mujeres son principalmente las victimas de ella”.

Las mujeres muchas veces se encuentran condiciones desiguales de poder, y en  condiciones de precariedad laboral, que son “factores que influyen para que en muchas ocasiones no se denuncie la violencia laboral”.

Así, la expectativa frente a la conformación del Consejo es “puntualmente tener mayor claridad y poder controlar la ejecución efectiva del presupuesto de la Ley”, porque “aunque tenga puntos muy interesantes, la falta de presupuesto es un limitación para que se concreten”.

“Sin dinero, sin aplicación efectiva de un presupuesto, no hay política pública y la Ley queda solo en un texto“.

Por último se refirió al segundo aniversario del femicidio de Iara Rueda, y recordó la lucha “inclaudicable” de su madre Mónica, por lo que convocó a la comunidad a participar de la marcha que se realizará en la ciudad de Palpalá este sábado.

“Mónica es una gran luchadora, la ley lleva el nombre de su hija Iara, es una ley que se venia exigiendo desde hace mucho. Es una mujer castigada por el gobierno provincial, por la lucha y la denuncia constante, siempre la vamos a estar acompañando”.

Comparte: