En la gran final de la Americup que se jugó en el estadio “Geraldo Magalhaes” de Recife, el seleccionado nacional de básquet superó a Brasil por 75 a 73 y se coronó campeón cortando una racha negativa de dos finales perdidas de manera consecutiva (en 2015 y 2017).

El equipo conducido por Pablo Prigioni, tuvo una destacada primera mitad dónde sacó una importante diferencia ya que se fue al descanso  con una diferencia de 10 puntos (48 a 38). Allí, la Argentina pudo anotar 8 triples en 22 intentos, mientras que, Brasil sólo pudo marcar 3 en 14 intentos.

En el complemento, el conjunto local pudo hacerse fuerte en zona defensiva y también pudo mejorar en la faz ofensiva, lo que le permitió achicar distancias en el marcador  y el partido se definió en los últimos segundos  gracias a un doble de Gabriel Deck que pudo romper la paridad de 73 a 73.

Precisamente, la gran figura del partido fue el alero santiagueño Gabriel Deck que anotó 20 puntos y bajó 7 rebotes. A su vez, fue elegido como el jugador más valioso del certamen con un promedio de 21.2 puntos por partido, tuvo una eficacia del 65% en lanzamientos, un promedio de 5.8 en rebotes y 1.7 de asistencias.

Con éste resultado, la Argentina obtuvo su decimocuarto título continental y finalizó el campeonato de manera invicta. Cabe recordar que superó en el debut a Islas Vírgenes por 95 a 62, luego a Puerto Rico por 99 a 86 y cerró la fase de grupos con otra victoria ante República Dominicana por 90 a 78. En cuartos de final le ganó a Venezuela por 76 a 53, en semifinales eliminó a los Estados Unidos por 82 a 73 y en la final venció a Brasil por 75 a 73.

 

Comparte: